Planifican un campo de vuelo de ultraligeros para uso privado

B. BRAVO MÉRIDA.

Un campo de vuelo de aeronaves ultraligeras de uso exclusivamente privado podría construirse en el término municipal de Mérida. Se trata de un proyecto con una pista de 200 metros localizado en el paraje El Majadal, al oeste de la urbanización El Vivero de la capital extremeña.

La superficie máxima ocupada podría ser de 12.000 metros cuadrados, en los que se incluiría tanto la pista como las zonas de seguridad. El promotor del proyecto había pedido la Declaración de Autorización Ambiental, que la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ejecutivo central ha considerado que no es necesaria porque no se prevén efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, siempre y cuando se cumplan una serie de medidas y condiciones establecidas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la resolución de este departamento, en la que se explica que el uso que las aeronaves del tipo ultraligero que harán uso de este campo de vuelo serán de uso particular y de ocio.

Contempla una pista de 200 metros y está localizado en el paraje El Majadal

Las actuaciones que se van a realizar sobre el terreno son la explanación y uniformado del nivel del suelo y la marcación del límite de la pista y las cabeceras. La finca ya cuenta con un vallado perimetral. Además, no será necesaria la creación de nuevos viales o accesos, ni tampoco de tendidos eléctricos ni de abastecimiento de agua.

Por otro lado, no está prevista en este proyecto la construcción de hangares para guarecer las aeronaves de la intemperie. La parcela del aeródromo está clasificada, en el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Mérida, como suelo no urbanizable común, en el cual se consideran las Infraestructuras y Servicios Públicos como usos susceptibles de autorización.

El documento ambiental presentado por el promotor concreta que utilizarán este campo de vuelo un tipo de aeronaves con peso máximo al despegue inferior a 320 kilos y las velocidades máximas características del orden de los 100 kilómetros por hora.

Las temporadas de uso serán abril, mayo y junio, y septiembre, octubre y noviembre. El número de despegues y aterrizajes anuales previstos es de 180 aproximadamente, con una media de tres vuelos previstos por día en los meses de máxima actividad