Osuna tendrá dos nuevos liberados pero los salarios se mantienen

Sesión plenaria celebrada el pasado mes de junio con la nueva Corporación. :: brígido/
Sesión plenaria celebrada el pasado mes de junio con la nueva Corporación. :: brígido

El Pleno abordará hoy el régimen retributivo del alcalde, concejales, grupos políticos y el número de trabajadores eventuales

MARÍA BLANCO Y J. S.MÉRIDA.

Esta próxima legislatura el equipo de Gobierno de Mérida tendrá dos concejales liberados más. Si actualmente suman siete, contando con el alcalde, con estas dos nuevas liberaciones serán en total nueve los ediles que contarán con dedicación plena en el Ayuntamiento emeritense de los trece que forman el ejecutivo local del PSOE.

Uno de los puntos que se abordarán hoy en el pleno convocado a las 19.00 horas es el informe de Alcaldía sobre el régimen retributivo del primer edil, los concejales, los grupos políticos y el personal eventual. Este asunto ya se trasladó a los grupos de la oposición el pasado martes en la Comisión informativa de Recursos Humanos.

La propuesta sobre los concejales liberados es pasar de los seis con los que se inició la nueva etapa de gobierno tras las elecciones del 26 de mayo, el mismo número que en la pasada legislatura, a ocho. Con el primer edil, suman nueve en total.

PSOE y PP tendrán dos asistentes de grupo cada uno y Ciudadanos, Unidas por Mérida y Vox uno

La portavoz del Gobierno local, Carmen Yáñez, explica que la motivación de este aumento es que aquellos concejales que no están totalmente liberados reciben indemnizaciones por asistencia a juntas, plenos, comisiones y diferentes órganos del Ayuntamiento, «por lo que las retribuciones son casi las mismas, en unos casos salen más caros y en otros no». Así que considera que es mejor «cien por cien dedicación exclusiva» y así hay menos dificultades para el desarrollo de la labor de gobierno.

Este aumento de concejales liberados se compensará con una congelación de los sueldos. La concejala delegada de Hacienda señala que, a pesar de estar por debajo de la media respecto a lo que dice la ley, no se va a producir una subida de los salarios de los cargos electos. Al menos, puntualiza, al principio de la legislatura.

Actualmente, las retribuciones asignadas a Rodríguez Osuna son de 59.280 euros brutos al año. La norma estatal que establece que las retribuciones de los diferentes gobiernos deben ser proporcionales al número de habitantes recoge que los alcaldes de las ciudades de 50.000 a 75.000 habitantes no pueden cobrar más de 68.985,42. Un informe municipal que se aportó en la comisión informativa señala que, si Mérida tiene 59.820 habitantes, al primer edil debería corresponderle un sueldo de 62.496,76. Es decir, 3.200 más que en la actualidad, lo que supondría una subida del 5,43%, que también habría que trasladar al resto de cargos y conceptos (concejales, asistencia a plenos, etc.). Pese a ello, el Gobierno local ha decidido mantener los sueldos sin cambios.

De los trece concejales que tenía Pedro Acedo entre 2011 y 2015, el exalcalde de Mérida por el PP llegó a tener seis ediles liberados y dos consejeros, por lo que en total eran ocho personas a sueldo completo.

Personal eventual

En cuanto al personal eventual del Ayuntamiento, Carmen Yáñez recalca que «hemos reducido el número de eventuales de doce a diez». Según explica «renunciamos a dos para que pueda haber más asistentes de grupo» y así facilitar a los grupos de la oposición «que tengan sus herramientas».

De estos diez eventuales, siete son asistentes que estarán repartidos entre los diferentes grupos municipales. Los tres eventuales restantes serán para la alcaldía, donde uno de ellos es funcionario, según indica Carmen Yáñez.

En cuanto a los asistentes de grupo, el Gobierno local propuso una regulación en función de los resultados electorales para atender a la representatividad. Para ello, además del número, se recurrirá a diferentes categorías, lo que implica un salario distinto. Habrá dos eventuales para el PSOE, ambos administrativos; dos para el PP, los dos auxiliares administrativos; uno para Ciudadanos, también administrativo; un auxiliar para Unidas por Mérida y otro para Vox.