Once cruces de la ciudad tendrán semáforos inteligentes

Cruce de San Juan con la barriada de Santa Isabel. :: brígido/
Cruce de San Juan con la barriada de Santa Isabel. :: brígido

Están destinados a facilitar la movilidad por la ciudad de personas mayores o con alguna discapacidad visual o incluso auditiva

M. ÁNGELES MORCILLOMÉRIDA.

Casi 122.876,71 euros, IVA incluido, invertirá la Delegación de urbanismo para instalar semáforos inteligentes en once intersecciones de las avenidas Reina Sofía, Juan Carlos I, Cáceres y Extremadura, cuatro de las grandes vías de Mérida. Estos van destinados, preferentemente, a facilitar el tránsito de personas con discapacidad visual, incluso auditiva y también de personas de avanzada edad.

En concreto, irán instalados cuatro de estos dispositivos en la avenida Reina Sofía (en la glorieta de Juan de Ávalos, del IES Santa Eulalia, en el cruce de Iroko y en el de Mérida Patrimonio de la Humanidad). Otros tres en la avenida Juan Carlos I (justo en las intersecciones con la avenida Marqués de Paterna, Padre Panero y las Tres Fuentes). Otros tres irán en la avenida de Cáceres (en el cruce de la barriada San Juan con Santa Isabel, en el de la barriada de San Lázaro y en el del colegio de las Josefinas). Y otro, regulará el tráfico en el cruce de la avenida de Extremadura con la calle Santa Lucía.

Los dispositivos, según explica el delegado de Urbanismo, Rafael España, deberán incorporar el denominado sistema 'Passblue'. Este se activa por el móvil cuando una persona, por ejemplo, con discapacidad visual se aproxima sin necesidad de que tenga que pulsar ningún botón o mecanismo. Ésta, a su vez, recibe una señal avisándole de que el paso de peatones está cerca y de si el semáforo está en rojo o en verde.

Las empresas interesadas en la instalación de estos dispositivos pueden presentar sus ofertas hasta el día 27 de junio. La apertura de sobres tendrá lugar el 5 de julio. El pliego incluye, asimismo, algunas mejoras necesarias que hay que realizar con el fin de garantizar el mejor funcionamiento de la instalación. Algunas de ellas son la reposición de ópticas, la sustitución de reguladores de control y la incorporación de un panel de cuenta atrás con una silueta de peatón.

Esta actuación se financia en un 80% con cargo a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible y un 20% con fondos propios del Ayuntamiento. El plazo de ejecución de los trabajos es de un mes.

«La intención del equipo de gobierno es seguir desarrollando políticas de movilidad que faciliten el tráfico a los ciudadanos, haciendo más pequeños los tiempos para llegar de un lugar a otro y mejorando la ordenación y control de la circulación en toda la ciudad», finaliza diciendo España.

Esta mejora se une a la ya anunciada por el equipo de gobierno hace meses de iluminar varios pasos de peatones de la ciudad, sobre todo los que tienen más tráfico.