Nuevo retraso para la terminal ferroviaria

La terminación de las obras del ciclo integral del agua de Expacio Mérida permitirá concluir las instalaciones de cara a la instalación de una refinería de azúcar. Pero aún hay una cuestión pendiente en el parque empresarial, la construcción de la terminal ferroviaria para transporte de mercancías. De esta forma completaría unas instalaciones que prácticamente cuentan con acceso directo a la autovía A-66.

La construcción de la terminal ferroviaria se puso en marcha en la pasada legislatura. Se llegó a adjudicar un contrato de redacción de proyecto, pero fue resuelto después de que se apreciara que la actuación no cumplía con los requerimientos técnicos exigidos por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Para resolver estos problemas, la Junta de Extremadura firmó a comienzos del pasado año un convenio con Adif para que la entidad pública se encargara de la redacción del proyecto. El plazo de ejecución era de ocho meses, por lo que la Administración regional esperaba sacar a concurso las obras a finales de 2018.

Sin embargo, no ha sido posible. Ante el informe aportado por Adif sobre los retrasos en esta actuación, la comisión de seguimiento constituida para conocer la evolución del acuerdo propuso en su reunión del pasado 30 de noviembre modificar la cláusula relativa a la duración con el fin de ampliar el periodo máximo de las prórrogas inicialmente previsto de dos a seis meses. Este cambio se aprobó en el último Consejo de Gobierno de diciembre. De ese modo, la redacción del proyecto no llegaría hasta mediados de este año.

 

Fotos

Vídeos