El nuevo mercado de Calatrava de Mérida comenzará a construirse antes de mayo

Bocetos de cómo quedará el edificio./HOY
Bocetos de cómo quedará el edificio. / HOY

La empresa encargada del proyecto, Larry Smith, espera que este centro gastronómico pueda abrir en las Navidades de 2020

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El nuevo Mercado de Abastos de Calatrava, un proyecto de la empresa Larry Smith, podría abrir en las Navidades de 2020. Al menos esa es la intención de la empresa y del alcalde, Antonio Rodríguez Osuna. Presentaron ayer conjuntamente el proyecto arquitectónico, que comenzará a tomar forma antes del próximo mes de mayo, cuando se tiene previsto que empiecen las obras. Por parte de la empresa estuvo su consejero delegado Juan José Martín, que añadió que los trabajos tienen un plazo de ejecución de 18 meses.

Más información

Multiplicar la oferta gastronómica y comercial de la ciudad, en un lugar que cumpla con todos los requisitos de accesibilidad y eficiencia energética, y que acoja un nuevo modelo de mercado, que combine un servicio de comercio con otros de nueva restauración, es el objetivo de este ambicioso proyecto que tiene un presupuesto de más de 3 millones de euros.

La empresa que se encargará de ello es especialista en regenerar mercados tradicionales que combinen la actividad comercial con un mercado gastronómico.

«Tendrá un diseño precioso e innovador, el edificio se integrará muy bien en la ciudad y será muy bien acogido por sus vecinos», indicó Martín. Añadió que se han escogido para esta intervención dos estudios arquitectónicos, uno de ellos de origen inglés.

Ángel Hernández, uno de los arquitectos que participa en el proyecto, que es natural de Mérida, explicó que con el paso de los años el mercado ha pasado de estar en todo su esplendor a su declive más absoluto, sobre todo en las últimas fechas. Recordó que este edificio del siglo XIX se sometió a una reforma en 1984, «una modificación que no fue muy adecuada. A partir de ella el mercado comenzó su declive, decayendo a pasos agigantados su actividad».

Hernández también adelanta lo que serán algunos detalles del proyecto. El arquitecto dice que serán muy respetuosos con la fachada del edificio, ya que está protegida por su valor histórico y arquitectónico, pero que la iluminarán para darle más realce.

Asimismo, indica que este nuevo edificio podrá acoger incluso eventos culturales, presentaciones gastronómicas y otro tipo de actos relacionados con su actividad, ya que se pretende que sea un edificio vivo. «Son 3.700 metros cuadrados que se convertirán en un centro gastronómico, mezclando mercado tradicional con mercado gourmet. Tendrá también unos 500 metros cuadrados de terraza exterior», explicó.

La empresa calcula que habrá más de 40 locales y que se generarán unos 200 empleos, entre directos e indirectos

La dotación contará con mercado tradicional, zona comercial y mercantil, además de zonas de restauración y hostelería.

Un edificio que sufrirá una renovación total, en el que incluso se resucitarán las dos crujías principales, que son históricas. Se rehabilitarán con el mismo tipo de construcción y elementos. También se reformarán el resto de plantas.

Uno de los objetivos que se pretende es eliminar la sensación de búnker que en la actualidad transmite el edificio en su interior. Para ello, se modificará todas las instalaciones, se harán más sostenibles, accesibles y eficientes, energéticamente hablando.

Cubierta con lucernario

Además, el edificio contará con una cubierta nueva, que estará coronada con un gran lucernario en el centro «Esto hará que el mercado se convierta en un espacio más abierto y que sus visitantes tengan la sensación de que están al aire libre por la luminosidad que aportará», explican el arquitecto Íñigo Rodríguez.

Se quiere recrear un espacio de calle y plaza de la ciudad respetando los materiales originales como, adoquines madera y hierro. Por eso, el proyecto contempla una plaza central y calles perimetrales con una terraza superior multifuncional, con áreas de restauración, dando mucha importancia a elementos vegetales. Y los locales se contemplan como espacios abiertos y transparentes.

En cuanto a su número, los responsables del proyecto consideran que habrá en torno a 40 o 45. Y según también se ha calculado por parte de los promotores del nuevo edificio, se generarán, como mínimo, alrededor de un centenar de empleos directos, además de otros 50 durante el periodo en el que el edificio esté en obras y otras 50 personas que se encarguen de gerencia, vigilancia y limpieza.

La empresa anuncia que, en breve, abrirá una oficina junto al mercado para ofrecer a los ciudadanos toda la información necesaria sobre la obra que comenzará en breve.