La nueva senda peatonal de la Cañada Real en Mérida tendrá dos charcas, árboles y señalización

Señalización de las obras que actualmente se llevan a cabo para acondicionar la Cañada Real. :: hoy/
Señalización de las obras que actualmente se llevan a cabo para acondicionar la Cañada Real. :: hoy

Las obras, que comenzaron en septiembre, prevén terminarse a finales de este año o principios de 2019

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Desde el pasado mes de septiembre están en marcha las obras de adecuación de la Cañada Real de Santa María de Araya para que disponga de una senda peatonal. El objetivo es hacer este camino de uso deportivo, para senderistas y ciclistas, además de mejorar la accesibilidad a las fincas que se encuentran por la zona.

La senda se localiza en todo su trayecto dentro de la vía pecuaria Cañada Real de Santa María de Araya y de Badajoz. Tiene su inicio en las cercanías de la presa del Embalse de Proserpina. Y la actuación finaliza transcurridos, casi 5 kilómetros, concretamente 4.970 metros. En una alcantarilla abovedada que forma parte de la infraestructura ferroviaria de la línea que une la Estación de Mérida con la de Aljucén.

Según informa a HOY la Consejería de Medio Ambiente y Rural, se trata de una senda que comunica a través de la vía pecuaria la ciudad con la presa del Embalse de Proserpina. Es una senda que en la actualidad tiene un uso bastante restringido debido al grado de conservación en el que se encuentra.

Es la primera fase de una actuación que contempla acondicionar el camino que sigue hasta Cornalvo

Se acondicionarán unos 5 kilómetros de este camino que parte hacia el norte de la vía del tren, junto al Guadiana, a unos metros del recinto ferial y en dirección a la estación de Aljucén, cruza la carretera de Montijo y continúa hasta el pantano de Proserpina.

Se trata de la primera fase de una actuación que contempla acondicionar más adelante el camino que sigue hasta Cornalvo.

En los tramos donde se actúa, se acondiciona una rasante de unos 3,50 metros de anchura con el material actual. Y se aportarán otros en aquellos tramos donde se estime necesario para dar mayor firmeza a la senda.

Será importante la construcción de vados de hormigón para facilitar la evacuación transversal de las aguas a través de la senda.

Las actuaciones previstas van desde el desbroce del terreno, por el cual se limpiará tanto el camino como los márgenes, al desarbolado y arranque de tocones. En algunos tramos del camino, existen árboles en su traza o muy próximos a ésta. Esto hace que sea necesario su eliminación para actuar sobre la traza. Y de aquellos árboles próximos a la misma cuyo vuelo pueda afectar a la misma se podarán las ramas que interfieran.

También se llevan a cabo excavaciones. Es necesario ejecutarlas en algunas zonas del camino, debido a que este no presenta un firme lo suficientemente saneado. Se hace necesario retirar una capa de terreno para poder aportar al camino mayor capacidad de drenante.

En algunas zonas también será necesario aportar material externo para conseguir el mismo fin. Y una vez finalizadas las excavaciones, se hará el perfilado y compactado del plano base. Además, se va a dotar al camino de mejoras en cuanto a los drenajes tanto longitudinales como transversales y se revestirán con hormigón 8 metros de cuneta.

La actuación requiere de distintos aportes de material. Pues aunque gran parte de la senda será acondicionada con el material existente, se aportará otro en aquellas zonas donde se estime necesario. Por tanto, habrá préstamos se jabre, bolos drenantes, zahorra natural y hormigón armado.

Se dotará de señalización

Como actuaciones complementarias también se construirán dos charcas dentro de los límites de la vía pecuaria que funcionarán como abrevaderos para el ganado. En las proximidades de las charcas se plantarán 8 ejemplares de la especie Fraxinus angustifolia (Fresno) y 12 ejemplares de la especie Populus alba (Álamo blanco).

Se colocarán 4 bolardos de granito para impedir el acceso de vehículos en algunas zonas puntuales de la senda. Además, el camino se va a dotar de señalización vertical, de la cual carece en la actualidad. La señalización prevista son 6 señales de STOP en los entronques con carreteras y 16 carteles indicadores de Tramo Senda en Vía Pecuaria.

Las obras fueron adjudicadas por la Junta a Cacho Nivelaciones y Contratas por un importe de 200.666 euros (IVA incluido). El plazo de ejecución de los trabajos es de cuatro meses. De este modo, se prevé que la senda peatonal este terminada para finales de este año o principios de 2019. En cuanto a la financiación de estas obras, se hace con cargo a fondos europeos Feader, dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020.

 

Fotos

Vídeos