La nueva sede del OAR emeritense abrirá al público en abril

Los restos arqueológicos que han aparecido se han cubierto con un suelo transparente. :: j. m. romero/
Los restos arqueológicos que han aparecido se han cubierto con un suelo transparente. :: j. m. romero

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, anunció que ya piensan en el uso que se le puede dar al Palacio de Justicia, situado al lado

M. ÁNGELES MORCILLO

Las personas que trabajan actualmente en las oficinas del Organismo Autónomo de Recaudación (OAR), situada en la avenida de Extremadura, se van a trasladar, a lo largo de las próximas semanas, a su nueva ubicación. Al nuevo edificio que la Diputación Provincial de Badajoz ha rehabilitado en la calle Almendralejo, donde se encontraba hace años la Comisaría de la Policía Nacional.

Así lo confirmó ayer el presidente de la Diputación de Badajoz en su visita al Ayuntamiento de Mérida. Miguel Ángel Gallardo indicó que las instalaciones actuales no son las más adecuadas para recibir al ciudadano que acude allí a hacer sus gestiones del pago de tributos o a informarse de los mismos. Por eso se decidió la rehabilitación de otro inmueble mucho más adecuado. «Con esta intervención se cumple, no solo la mejora del servicio de atención al ciudadano, sino la rehabilitación del patrimonio emeritense».

El coste de la rehabilitación de este edificio ha ascendido a 750.000 euros. Cuenta con un nivel subterráneo para salón de actos y exposiciones y salas de reuniones. Hay restos arqueológicos del Foro Romano que se han cubierto con un suelo transparente y son visibles desde la calle. El nivel 0 está dedicado a las oficinas con salas de espera y atención al público. La primera planta será donde trabajen los técnicos.

Los funcionarios se instalarán a lo largo del mes de marzo y estará abierto al público en el mes de abril.

El Palacio de Justicia

Tanto el edificio donde irá la nueva sede del OAR, antigua Comisaría de la Policía Nacional, como otro adyacente que hasta hace años acogió el Palacio de Justicia de Mérida, fueron cedidos hace años por la Diputación al Ministerio del Interior.

«Nos queda como asignatura pendiente los antiguos juzgados de Mérida. La Diputación no los abandona, sino que está pensando junto al Ayuntamiento para que la próxima legislatura se le pueda dar un uso que beneficie al turismo que acude a la ciudad», indicó el presidente de la Diputación.

Confirmó que hay varios proyectos viables que se barajan y que aún está por decidir. «La rehabilitación de la antigua comisaría de la Policía Nacional es tan solo el inicio de algo mucho más completo, como será la rehabilitación del antiguo Palacio de Justicia en la próxima legislatura. Se podría convertir en una oportunidad turística para la ciudad», anunció Gallardo.

Añadió que la Diputación está en disposición de hablar con cualquier empresa que estuviera interesada en este edificio. «Si hay una necesidad en Mérida de carácter hostelero, estamos a disposición de poderlo sacar a licitación para las empresas, libremente, pueda acceder a él. Esa puede ser una opción, como puedan ser otras muchas. Y lo que hagamos lo haremos en coordinación, cooperación y colaboración con el Ayuntamiento, ya que las normas subsidiarias y todo o relacionado con el Plan General Municipal dependen del Consistorio. En Mérida hay mucho patrimonio histórico y parte de él es de la Diputación de Badajoz», añadió Gallardo.

Por su parte, el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, insiste en que, por el momento, no tienen ninguna solicitud para ese antiguo Palacio de Justicia. «En Mérida hay muchas necesidades de uso público también de ese edificio. El propio inmueble no reúne las condiciones más apropiadas para ese tipo de establecimiento, sino para otro tipo de cosa».