Mérida se mantiene como la ciudad extremeña con mayor crecimiento demográfico

Viandantes en la calle Santa Eulalia de Mérida:. BRÍGIDO/
Viandantes en la calle Santa Eulalia de Mérida:. BRÍGIDO

La capital autonómica fue en 2017 la localidad de la región que ganó más habitantes en un contexto de caída demográfica

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Mérida se mantiene como la ciudad extremeña con mayor crecimiento demográfico de los últimos años. La capital autonómica encadenó en 2017 su tercer año de subida poblacional y alcanzó un nuevo tope histórico con 59.352 residentes empadronados.

El Boletín Oficial del Estado publicó el 29 de diciembre el real decreto por el que se declaran oficiales las cifras del padrón municipal a 1 de enero de 2018, tras lo cual el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado a conocer la situación de cada municipio. Estos datos se emplean para cuestiones como la asignación de recursos con cargo al sistema de financiación.

Según el INE, la capital autonómica volvió a crecer a lo largo de 2017 al pasar de 59.187 habitantes a 59.352. Esta subida de 165 empadronados representa el mayor incremento registrado por una localidad de la región.

Extremadura perdió más de 7.000 residentes en 2017, el segundo peor dato del país

De las 34 poblaciones de la región que cuentan con más de 5.000 habitantes, además de Mérida sólo Cáceres (151 más), Don Benito (86) y Aceuchal (25) ganaron población en 2017. También lo hicieron, aunque de forma modesta, Olivenza (nueve personas) y Talayuela (siete). Plasencia, con 219 habitantes menos; Coria, con 198; y Villafranca de los Barros, con 188, registraron las mayores caídas.

Los datos de Mérida y Cáceres, que son las únicas localidades con tendencia al alza sostenida en los últimos años, tienen más relevancia al tratarse de una mejora en un entorno de caída de población en la región. Según los datos del INE, Extremadura perdió a lo largo de 2017 un total de 7.057 habitantes, 3.508 en la provincia de Badajoz y 3.549 en la de Cáceres. En este último caso, además, se bajó de la cifra histórica de 400.000 habitantes.

Peor en Extremadura

Los datos de Extremadura son los segundos peores del país por detrás de Castilla y León, que perdió 16.637 habitantes. La tercera región con mayor caída fue Asturas con 6.716 empadronados menos que a 1 de enero de 2017, seguida de Galicia (6.596) y Castilla-La Mancha (4.672). Cantabria y Aragón también bajaron en número de empadronados, aunque de forma imperceptible (66 en el primer caso y 22 en el segundo).

Por el contrario, el resto de comunidades autónomas crecieron, lo que acentúa la brecha entre las regiones más pobladas y las menos pobladas y envejecidas. Madrid ganó cerca de 71.000 empadronados, Cataluña subió en más de 44.000 y la Comunidad Valenciana en 22.000. Andalucía, la que tiene más habitantes del país, rompió una racha negativa y ganó 4.500 residentes.

Los datos de población han sido recalcados por el Gobierno local, que afirma que la ciudad cuenta hoy con más de 60.000 empadronados, aunque se trata de una cifra que el Gobierno revisa a la baja.