El bus de Mérida llegará a La Calzada, Carrión y Proserpina y tendrá servicio nocturno

Autobús urbano en la parada del Paseo de Roma. :: BRÍGIDO/
Autobús urbano en la parada del Paseo de Roma. :: BRÍGIDO

Las novedades empezarán a aplicarse el próximo 8 de enero y los autobuses extenderán además su horario

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Cinco líneas regulares, dos especiales (una de fines de semana y festivos y otra nocturna), transporte cada 30 minutos, distintos bonos, nuevas paradas y más zonas y barriadas con servicio.

Estas son algunas de las novedades que el servicio de transporte urbano de Mérida ofrecerá a partir del próximo 8 de enero de 2019.

Todos los detalles los ofreció ayer el alcalde. Antonio Rodríguez Osuna, que estuvo acompañado por Antonio Arias, consejero delegado de la empresa Vectalia, que es la que gestiona el servicio de bus urbano en la ciudad, además de la zona azul, algunos de los parkings de la ciudad y el servicio de grúa, adelantó también que en verano habrá servicio de transporte urbano a Proserpina, aunque este no se ha incluido dentro del nuevo contrato. «Se sacará a licitación concreta antes de verano. No se incluye dentro del contrato porque los kilómetros que se han acordado se distribuirán por las zonas de la ciudad y Proserpina es una cuestión especial por la distancia, que consume muchos kilómetros», explicó Osuna.

LÍNEAS DE AUTOBÚS

Línea A (Azul)
Hospital-Paseo de Roma-San Juan. Cada 30 minutos de lunes a viernes y cada 60 los fines de semana y festivos
Línea B (Roja)
Montealto-Paseo de Roma-Hospital. Cada 30 minutos de lunes a viernes
Línea C (Amarilla)
Juan Carlos I-Paseo de Roma-El Prado. Cada 30 minutos de lunes a viernes y cada 60 los fines de semana y festivos
Línea D (Morada)
Paseo de Roma-San Andrés-Nueva Ciudad. Cada 30 minutos de lunes a viernes
Línea B-D (Fucsia)
Montealto-Paseo de Roma-San Andrés. Cada 60 minutos los fines de semana y festivos
Línea nocturna o Búho (Azul marino)
Cada 60 minutos los vienes y sábado. Estará desde las 23 horas hasta las 4 de la madrugada.

Un nuevo contrato que regirá a partir de ahora este servicio y que se ha modificado en diversos puntos. Uno de los más importantes es que, a pesar de incrementar alrededor de un 40% el número de kilómetros que se van a realizar al año, el Ayuntamiento no subirá la subvención a la empresa, como sí debía hacerse anteriormente; salvo la propia de actualización de precios.

Con el nuevo acuerdo entre las partes se incrementa el número de kilómetros a los 548.022, es decir, 193.342 más por año hasta la finalización del mismo, en el año 2037. Además, se incrementa el número de autobuses que prestarán servicio a los ciudadanos y el transporte público llegará a barriadas que en los últimos años no llegaba como La Calzada o Carrión.

Se amplían los horarios

Por otro lado, se amplían los horarios. Los autobuses comenzarán a funcionar más temprano y terminarán más tarde. Se notará sobre todo los días de diario y en verano y también se reducirá la frecuencia de paso a los 30 minutos.

Una de las peticiones más demandadas por los ciudadanos y que volverá a implantarse será el servicio nocturno, también conocido como Búho. Estará, los viernes y sábado, desde las 11 de la noche hasta las 4 de la madrugada.

Por otra parte, se van a adecuar numerosas paradas y se colocarán marquesinas en lugares estratégicos como el hospital. Y la línea C, cuyo itinerario es Juan Carlos I, Paseo de Roma y El Prado, comenzará, de lunes a viernes, a las 6.40 horas para dar respuesta a las reclamaciones realizadas por los estudiantes y funcionarios.

En cuanto a la zona azul, el alcalde también recordó que el contrato inicial, firmado por el anterior gobierno local, establecía que debían existir 1.000 plazas reguladas. Ahora, con la firma de este contrato se establece que como máximo pueden existir 845 plazas (588 zona azul y 257 zona verde); renunciando por tanto la empresa a la gestión de 155 plazas.

En contraprestación, a partir de 2021 se incorporan 2,5 horas más de zona azul y verde, de lunes a viernes. Estas se aplicarán hasta el final del contrato, por lo que hay un periodo de carencia de un par de años.