Los ladrones de los endoscopios del Hospital de Mérida forzaron una cerradura

Un profesional médico realiza una prueba diagnóstica con un endoscopio. :: /HOY
Un profesional médico realiza una prueba diagnóstica con un endoscopio. :: / HOY

El Servicio Extremeño de Salud eleva a 220.000 euros el valor de los equipos que fueron sustraídos el pasado fin de semana

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El robo de trece endoscopios que tuvo lugar el pasado fin de semana en el Hospital de Mérida fue posible gracias a que se forzó una cerradura que permitió acceder a la sala de la unidad de Aparato Digestivo donde se encontraban estos equipos.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) denunció el pasado lunes la sustracción de estos aparatos, que se dejaron colgados en unos soportes después de que hubieran sido esterilizados. La sala donde se guardan se cierra con llave, pero durante varios minutos, entre que termina la jornada y pasan las limpiadoras, suele permanecer abierta. Además, tiene otro acceso por un pasillo situado en el bloque posterior del Hospital de Mérida.

Más información

El SES recuerda que la investigación está en manos de la Policía Nacional, pero los primeros indicios apuntan a que el ladrón o los ladrones accedieron a la sala donde se encontraban estos equipos tras forzar una cerradura en la zona de alergias.

Los endoscopios son aparatos que se emplean para realizar diagnósticos o intervenciones. Para ello, se emplea un tubo que se introduce en el cuerpo, conectado a un equipo de imagen. El SES explica que, en concreto, han sido sustraídos cuatro gastroscopios, cinco colonoscopios, cuatro broncoscopios y tres sondas de ecógrafos.

Las compañías suministradoras han aportado nuevos equipos para poder trabajar

En principio, se estimó que el coste de los equipos ascendía a 150.000 euros. Sin embargo, una vez hecha la comprobación sobre las facturas, el Servicio Extremeño de Salud apunta que el precio de lo sustraído asciende a 220.000 euros.

El robo de aparatos médicos es más habitual de lo que cabría pensar. En el caso de los endoscopios, en los últimos meses se han denunciado sustracciones en hospitales de Palencia, Castellón y Salamanca. En 2013, fue detenida una banda especializada en estos delitos a la que se acusó de ocho golpes.

Sin problemas de asistencia

A pesar del robo de material, el Hospital de Mérida no ha tenido grandes problemas para continuar con su actividad habitual.

Según indica el SES, la situación se ha normalizado y en la jornada del martes la actividad fue la habitual «gracias a la gestión de la gerencia y del compromiso de las empresas suministradoras».

En concreto, destaca que las compañías han aportado tres gastroscopios y cinco colonoscopios, lo que ha permitido al Servicio de Digestivo trabajar con normalidad.

Pero no se trata de la única unidad afectada por el robo. El SES añade que también se ha enviado a Neumología un broncoscopio y una sonda covex, por lo que igualmente el servicio pudo regresar a su ritmo habitual en la jornada del martes. «El resto de componentes sustraídos ya están en trámite administrativo para su adquisición», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos