La Junta saca a concurso por segunda vez la plaza de Mérida III Milenio

Plaza pública en el área administrativa de Mérida III Milenio que la Junta ha sacado a concurso. :: brígido/
Plaza pública en el área administrativa de Mérida III Milenio que la Junta ha sacado a concurso. :: brígido

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda eleva a 641.000 euros a mejorar el entorno de la Comisaría de Policía

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Nuevo intento para habilitar una plaza pública en el área administrativa de Mérida III Milenio. La Junta de Extremadura ha convocado por segunda vez la obra para convertir en un espacio más amable la zona situada frente a la Comisaría de Policía y el edificio administrativo de las consejerías.

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda, de nueva creación, ha sacado a concurso esta actuación por 641.000 euros. El plazo de ejecución es de cinco meses.

Las empresas interesadas en realizar estos trabajos disponen de plazo hasta el 23 de septiembre para presentar sus ofertas. Una vez adjudicada, la obra podría concluir en la primera mitad del próximo año.

Después de que el primer contrato quedara desierto el importe de licitación se ha incrementado un 10%

Los trabajos se dividen en dos lotes. Como principal medida, se empleará cerca de 600.000 euros en la adecuación de la zona peatonal que ocupa la fachada de la Comisaría de Policía Nacional y el frente de un solar que actualmente se utiliza como aparcamiento pero que está destinado a una nueva sede para la Agencia Tributaria. La actuación también abarca las dos escaleras que permiten la conexión de este espacio con la avenida de las Comunidades.

Tal como recoge el proyecto, en la urbanización de esta zona del plan Mérida III Milenio existen ciertos desperfectos, por lo que las obras no han llegado a ser recepcionadas por el Ayuntamiento de Mérida. Para poder dar ese paso, la Junta planteó un concurso con el objetivo de adecuar este espacio mediante la mejora de sus acabados y la reforma de los viales peatonales, teniendo en cuenta también la normativa sobre accesibilidad.

En la actualidad existen desperfectos principalmente en pavimentos de hormigón, canales de desagüe y acerados de baldosas, especialmente en los accesos de vehículos al interior del edificio administrativo de la Junta. Además, la zona adolece de falta de arbolado, iluminación y mobiliario de descanso. A esto se suman otras mejoras, solicitadas por el Ayuntamiento, en todo el entorno del proyecto MIIIM.

Además de acometer estas mejoras, la principal intervención consiste en peatonalizar el espacio frente a la Comisaría de Policía. Para eso, se plantea restringir el paso de vehículos, ya que se estima que los bloques de viviendas y los aparcamientos de las consejerías tienen acceso por las entradas laterales de la avenida de Valhondo. Una pérgola cumpliría una triple función de iluminación, generación de área de descanso y creación de sombra.

El segundo lote, dotado con algo más de 44.000 euros, se centrará en reformar el aparcamiento situado en un extremo del edificio de las consejerías, frente a la sede del servicio 112.

El proyecto señala que actualmente este aparcamiento carece de concordancia con el entorno, por lo que se estima preciso dotarlo de zonas verdes, así como de un acceso rodado que permita el acceso de bomberos al complejo de las consejerías de Mérida III Milenio.

Con ese fin, se redistribuirán las plazas para conseguir más armonía con el entorno y se plantarán árboles para dar sombra. También se renovarán los accesos.

Segundo intento

Esta actuación ya sufrió un retraso en el año 2017, cuando se declaró desierto el concurso para la redacción del proyecto de la obra.

Resuelto este problema, la intervención salió a pública licitación a finales del pasado año con un presupuesto de 582.000 euros. Pero el concurso quedó desierto, ya que, según explicó la Junta de Extremadura, la única empresa que se había interesado en el contrato presentó su oferta fuera de plazo.

Ahora se pretende atraer a más licitadores, para lo que se ha modificado el pliego y el importe de licitación, que se ha incrementado en más de un 10%.