Jóvenes promesas del deporte de Mérida

Jóvenes promesas del deporte de Mérida

Teresa Tirado, piragüista; Adriano Donoso, motociclista y Sergio Moreno, gimnasta | Con 20, 11 y 16 años, respectivamente, estos tres jóvenes ya han conseguido importantes logros en su corta carrera deportiva

MARÍA BLANCOMÉRIDA.

Como muchas veces se ha dicho, el fútbol y las grandes estrellas no lo son todo en el panorama deportivo español. Sin embargo, todavía se le sigue dando poca visibilidad a profesionales que han conseguido grandes logros pero son de otras ramas deportivas. Muchos de ellos son jóvenes promesas del deporte que en un futuro pueden representar a España y traer grandes premios. Si es que no lo están haciendo ya, como es el caso de estos tres jóvenes.

La piragüista Teresa Tirado, con tan solo 20 años, ya tiene en su poder cerca de 40 medallas. Tan solo este año ha ganado cinco en el campeonato de España. Esta joven emeritense ya ha estado en una Copa del Mundo de maratón, campeonatos de Europa también de maratón y de pista, tres europeos de Sprint Olímpico y un mundial Universitario.

Teresa compagina su vida como piragüista con la carrera de ingeniería telemática. «Es un poco duro pero si te organizas bien sacas tiempo para todo», comenta. La rutina de Teresa en horario lectivo empieza a las siete de la mañana, que se levanta para hacer la primera sesión de entrenamiento de piragüismo. Después va a la universidad y ya a las cuatro de la tarde hace la segunda sesión. Los fines de semana a veces hace dos sesiones por la mañana y una por la tarde. «Ahora en verano como no hay clases hacemos doble sesión o triple». Cada sesión dura cerca de tres horas.

Adriano Donoso tiene 11 años y ahora participa en el Campeonato de España de Moto 4

La piragüista empezó en este mundo a los 8 años, cuando su hermano mayor se apuntó y ella y su otro hermano también decidieron inscribirse para «ver que era eso del piragüismo. Nos gustó y nos quedamos». En su primer nacional de categoría infantil a los 13 años ganó la Copa de España. Teresa ha competido en bancos de equipos en K2, K4 y también en K1.

Teresa va a hacer el traslado de expediente para continuar su carrera en Sevilla. El motivo es que el equipo nacional de chicas de España está allí. «Voy dentro del equipo pero como externa y si consigo buenos resultados entro en el equipo».

Teresa reconoce que en Extremadura hay muy buenos palistas que han conseguido resultados muy buenos. «Pero si llegas a cierto nivel se necesita más tecnificación y entrenar con personas que tengan tu mismo nivel y por eso se mudan».

Sobre el futuro, a Teresa le gustaría quedarse en España. Por ahora «me voy a Sevilla a ver qué tal y a ver hasta dónde puedo llegar».

Motociclista de once años

El pequeño Adriano Donoso, de 11 años, no es tan pequeño si uno le escucha hablar. El lenguaje técnico que utiliza para contar su trayectoria profesional en el motociclismno le hace parecer más mayor.

Empezó a pilotar a los tres años con una mini moto en el recinto ferial. «Pero como no me dejaban tuve que dejarlo». A los ocho años ya lo hizo profesionalmente con una IMR de 90 semiautomática.

Adriano Donoso.
Adriano Donoso.

«En ese momento empezó a encantarme el mundo de las motos y empezaron a comprarme más motos». Así Adriano fue subiendo de categoría y ahora «estoy donde estoy». Concretamente esta promesa emeritense se encuentra realizando el Campeonato de España de Moto 4. Faltan cuatro carreras para que finalice y por ahora va el décimo. Además, Adriano también está participando en el campeonato de mini velocidad y por ahora va en tercera posición.

La atracción por las motos la lleva en los genes, es algo que le viene de familia. «Es como una tradición. Ya lo hacía mi abuelo, mi padre, mis tíos. Al igual que Teresa, Adriano tiene que compaginar los estudios con el deporte.

Ahora está de vacaciones pero durante la época de clases «las profesoras me apoyan mucho. Hay días en los que hay carreras de moto 4 «Si me tengo que ir el miércoles me dan los días. Si hay algún examen lo puedo hacer unos días más tarde», comenta.

El sueño de Adriano es ir al mundial de Moto GP, pero «corriendo con la moto, no viéndolo», aclara. Además, le gustaría en un futuro montar su propia empresa de motos, estudiar la carrera de ingeniería mecánica y poder montar su propia marca.

Sergio Moreno.
Sergio Moreno.

Otra de las jóvenes promesas es el gimnasta Sergio Moreno que con 16 años ya ha ido a Alemania para participar en la Berlín Cup, quedando segundo en paralelas.

Más tarde fue a Hungría para participar en el Campeonato del Mundo y después participó en el Campeonato de España, quedando primero en suelo y segundo en potro.

De pequeño, el gimanasta emeritense era muy nervioso y «muy hiperactivo». En casa se subía a todos lados, en los vestuarios de su equipo de fútbol se subía por las barras, hasta que su padre le recomendó que entrara en el mundo de la gimnasia.

«Empecé con mi entrenador Carlos Garrido en la escuela municipal de Mérida y poco a poco fui progresando. Con cinco años Sergio empezó haciendo acrosport «que no es gimnasia, pero así entré poco a poco en el mundillo. A los 7 años me metieron ya en gimanisa artística y en 2017 entré al grupo de competición», comenta el joven.

Sergio vive en Madrid a causa del deporte. Su vida no es más relajada que la de los otros dos jóvenes deportistas. Va al instituto de ocho de la mañana a tres menos cuarto, después entrena, hace las tareas y vuelve a entrenar.