IU-Mérida presenta alegaciones a la nueva ordenanza reguladora de taxis

REDACCIÓN MÉRIDA.

El grupo municipal de Izquierda Unida ha presentado seis alegaciones al texto presentado por el equipo de Gobierno para la aprobación de una nueva ordenanza reguladora del servicio de taxi. Las alegaciones presentadas por IU-Mérida tienen por objeto, por ejemplo, la prohibición del derecho de transmisión (venta, herencia, cesión..) de las licencias de taxi que se adjudiquen después de la entrada en vigor de la nueva ordenanza o el establecimiento de un complemento para las recogidas del cliente en domicilio.

Por otra parte, se refieren a que el coste de los trayectos que se realicen desde las paradas de la Plaza España y la Rambla se iniciará desde el momento en el que el cliente acceda al vehículo en las ocasiones en las que no haya estacionado ningún taxi en el momento de solicitar el servicio desde estas paradas.

También se pide fijar un plazo de solicitud para la participación en los procedimientos de adjudicación de licencias de 15 días hábiles para evitar arbitrariedades de la administración local.

Sustituir en los procesos de adjudicación de licencias la aportación de la documentación que acredite los requisitos esenciales por una declaración responsable sobre el cumplimiento o la creación de paradas provisionales para dotar de paradas los espacios en los que se celebren eventos y espectáculos de gran afluencia son otras de las peticiones de IU.