Intervenidas una treintena de piezas arqueológicas expoliadas en Mérida

Análisis de una de las piezas recuperadas/HOY
Análisis de una de las piezas recuperadas / HOY

EFE

La Guardia Civil ha intervenido una treintena de piezas arqueológicas supuestamente expoliadas en Mérida. Los presuntos autores de este delito las habían difundido a través de las redes sociales.

El equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Badajoz puso en marcha una investigación para determinar la veracidad de los vídeos insertados en las redes sociales. En ellos aparecían dos personas rastreando con un detector de metales en diversos parajes de Mérida. El término municipal de la capital autonómica está protegido, bajo la denominación de Yacimiento Emeritense, incluido en la Carta Arqueológica autonómica, por lo que el uso de detectores de metales se encuentra expresamente prohibido.

Entre las piezas encontradas en el registro domiciliario de los supuestos autores del expolio, se encuentran un 'As de la Yunta fundacional de la Colonia Emérita Augusta' y un 'Ex Voto de bronce', datado en los siglos VI a.C. y V a.C., pendientes de catalogación.

En los vídeos se observa también, como se apropian de una treintena de piezas que detectaron en el citado terreno. Posteriormente en su domicilio les aplicaron el proceso de limpieza llamado 'electrolisis', con el fin de liberarlas del óxido y tierra impregnados.

Con el desarrollo de la investigación y la estrecha colaboración con los organismos competentes, técnicos arqueólogos y conservadores de museos, tras analizar las imágenes llevaron a cabo varios informes en los que aseguran el indubitado valor histórico de dos piezas en cuestión.

En el análisis minucioso de las imágenes del vídeo, se pudo averiguar la identidad de las personas que aparecen en el mismo y de constatar que no llevaron a cabo la entrega de los objetos en cuestión. Sin embargo en las imágenes hacen alusión clara a que entregan las piezas a la Junta, hecho que la norma les obliga a comunicar en 48 horas.

Por ello, se detuvo a ambas personas por un supuesto delito de expolio en el yacimiento emeritense, no declarar la tenencia de estas piezas ante la autoridad autonómica competente en la materia y no poseer un libro registro donde se anoten las transacciones comerciales y así poder conocer en cada momento la ubicación de este Patrimonio Histórico.

Los ahora detenidos se enfrentan a penas de hasta tres años de prisión y aas diligencias, junto con las detenciones, fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Mérida. E