El gobierno de Mérida confía en que la demolición del María Luisa empiece durante este año

Estado en el que se encuentra el interior del edificio. :: j. m. romero/
Estado en el que se encuentra el interior del edificio. :: j. m. romero

El proyecto contempla derruir todo el interior del edificio y después se valorará si hacer lo mismo con parte de la fachada

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Las últimas noticias que se tienen de la remodelación y mejora del Teatro Cine María Luisa es que pronto podrían comenzar los trabajos de demolición. De hecho, el concejal de Urbanismo, Rafael España, dijo hace unos días que el gobierno local confía en que esto se lleve a cabo antes de finalizar el año. «O al menos, que los trabajos de demolición comiencen antes de que acabe 2018».

Durante los últimos meses además se ha estado trabajando en el interior del edificio. Aquí ha estado presente personal del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida que ha llevado a cabo las labores de catas en los lugares donde no se realizaron correctamente, según informa a HOY España.

De forma paralela, también se ha estado trabajando en la tramitación del proyecto y el permiso de la retirada de amianto de la cubierta. El peligro de este material se encuentra en su manipulación y en su deterioro.

Si se llega a actuar sobre la fachada deberán reconstruirla tal y como se encuentra en la actualidad

El amianto, o asbesto, es uno de los componentes del fibrocemento, un material de construcción que en España fue comercializado por la empresa Uralita, de ahí que comúnmente sea conocido como uralita. Está compuesto por fibras microscópicas que pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente para que representen un riesgo respiratorio.

«Una vez que se reciban y se dictamine la conclusión de las catas por parte del Consorcio, se procederá a iniciar la demolición del edificio», puntualiza España.

De estas catas arqueológicas que lleva a cabo el Consorcio, hasta ahora, no ha trascendido su resultado.

Se analizará si hace falta

España también explica a HOY sobre los trabajos de demolición que el proyecto no contempla demoler la fachada, puesto que está protegida por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). «No obstante, una vez demolido el edificio en su interior y a la vista de la excavación necesaria, por cuestiones de seguridad, se valorará si procede demoler parte de la fachada, a petición de la empresa. Por lo que se analizará una vez demolido el edificio en su interior».

En cualquier caso, añade, si se actúa sobre ella deberán reconstruirla tal y como se encuentra en la actualidad. «De todas formas, la demolición de la fachada deberá pasar por comisiones del Consorcio y otros trámites pertinentes». Todo va a depender del estado en el que se encuentre el suelo próximo a la fachada, pues este debe garantizar una buena estabilización de la misma.

Si se lleva a cabo la demolición de una parte de la fachada, los trabajos también estarían coordinados por las delegaciones de Urbanismo y Tráfico. Tendrían que establecer la manera de que las obras afecten lo menos posible al tráfico que tiene esa calle a todas horas del día, ya que el edificio se encuentra en pleno corazón de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos