El folclore y el fervor de miles de fieles acompañaron a la Mártir en su día grande en Mérida

La Asociación Folclórica Nuestra Señora de La Antigua bailó ante la patrona antes de entrar en la Basílica de Santa Eulalia. :: / J.M.ROMERO

El buen tiempo ha hecho que este lunes muchas familias salieran a ver a Santa Eulalia en su regreso a la Basílica, que incluyó la tradicional ofrenda floral

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Con un impresionante traje blanco, la Mártir Santa Eulalia deslumbró este lunes en su procesión por las calles de la ciudad de Mérida. Durante toda la mañana estuvieron abarrotadas de miles de fieles que no dudaron en salir a la calle para acompañar a la patrona desde la Concatedral de Santa María hasta la que es su casa, la Basílica de Santa Eulalia.

El día grande de Mérida, fiesta local, en honor a la niña Mártir, se disfrutó con gusto por los miles de emeritenses que se quedaron en la ciudad o que llegaron del puente. Y como el tiempo acompañó de sobra, la procesión fue más que vistosa. Poco viento, mucho sol y una temperatura más que agradable propiciaron que el desfile se recreara en las calles del centro.

La salida de la procesión se hizo, desde la Concatedral, con todos los honores de una patrona. Música, alegría y mucho fervor a las puertas del templo que después continuaron durante todo el recorrido.

Una procesión en la que la música fue una de las grandes protagonistas. La imagen de la Mártir estuvo muy bien acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores de la OJE y la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Paz, las dos de Mérida.

También entonó sus melodías la nueva Banda de Música de Mérida, que debutó en la procesión nocturna del pasado 9 de diciembre y que lo hizo con mucho éxito, según las críticas recibidas.

Destacaron los trajes regionales de la ciudad y de Extremadura y varios gorros Montehermoseños

En la procesión también estuvieron todas las agrupaciones religiosas y las cofradías de Mérida, así como la Hermandad de la Virgen de la Salud de la cercana localidad de Esparragalejo (Badajoz). Representación de la Iglesia, de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de las Asociaciones de Vecinos, de la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia... Incluso hubo presencia militar, que desfiló en la procesión. Destacaron los fieles que iban ataviados con los trajes regionales típicos de Mérida, de Extremadura o de la asociación folclórica. También se vio algún gorro Montehermoseño, que destacaron por su colorido y vistosidad.

A su llegada a la Basílica de Santa Eulalia, a la Mártir le esperaban cientos de fieles, flores y velas encendidas en su Hornito. Un gran ambiente para despedirla antes de que se metiera en su Iglesia.

La Asociación Folclórica Nuestra Señora de la Antigua fue una de las grandes protagonistas de este momento. Porque además de interpretar y bailar ante la patrona 'Eulalia, blanca en lo blanco' antes de su entrada en la Basílica, fue una de las que participó en la tradicional ofrenda floral. De hecho, es una de las impulsoras de esta iniciativa que mantendrá en Hornito repleto de flores y velas durante las próximas semanas.

Tradición familiar

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, junto con el presidente de la Asociación Virgen y Mártir Santa Eulalia, Luis Miguel González, fueron los que culminaron la ofrenda floral. Y como manda la tradición de la Mártir, antes de entrar en su Iglesia, echó una última mirada hacia la Puerta de la Villa. Un gesto que hace para despedirse de la ciudad hasta el próximo año. Así, durante unos minutos procesionó con los portadores dando pasos hacia atrás, lo que provocó la ovación de los presentes.

Tras guardar la imagen de la patrona en su Iglesia al ritmo del himno de España, la gente se fue dispersando. Este es un día en el que la tradición también manda a las familias irse juntas a comer y pasar la tarde. Un día en el que, en Mérida, también por tradición, se da por inaugurada la Navidad.