Los enterramientos en los nuevos columbarios de Mérida costarán entre 430 y 630 euros

Todo está preparado para la construcción de los 240 columbarios. :: j. m. romero/
Todo está preparado para la construcción de los 240 columbarios. :: j. m. romero

La nueva ordenanza fiscal del servicio de cementerio entró en vigor el pasado 24 de octubre

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

En esta vida ya casi nada es gratis. Soñar, respirar... y poco más. Tampoco morirse. No sale nada barato. E incluso es caro si tenemos en cuenta para lo que sirve. Y si optamos por los enterramientos o incineraciones en los cementerios el precio asciende mucho. Pero estas opciones personales resultan ser una fuente de ingresos para las arcas municipales.

No es nada nuevo, pero como todo cambia y hay que adaptarse a los nuevos tiempos, también tienen que hacerlo las normas o leyes que lo rigen. En este caso hay una ordenanza municipal sobre cementerio que acaba de ser modificada.

El pasado 28 de junio se aprobó de forma definitiva por parte del gobierno municipal el expediente de modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la prestación del servicio de cementerio municipal prevista para el ejercicio de 2018. Como no se han presentado reclamaciones a la misma, el Boletín Oficial de la Provincia del pasado 23 de octubre publicó el texto íntegro y definitivo de las modificaciones de dicha ordenanza. Entró en vigor el pasado 24 de octubre.

En el camposanto de la ciudad se hacen entre 380 y 400 enterramientos cada año

En esta ordenanza se incluyen puntos como el del precio de la concesión de un panteón por 50 años, que asciende a 2.027 euros. La concesión de un nicho para adultos por 50 años dependerá si está en la primera, segunda, tercera o cuarta fila, pero su precio oscila entre los 436 y los 333 euros. Es más barato el de la fila superior. También se refleja la concesión de nichos para párvulos, es decir, para niños, por 50 años, cuyos precios van desde los 222 a los 116 euros.

Se incluyen además los precios de enterramientos en columbarios, una de las grandes novedades de la ordenanza. De estos se va a disponer, desde diciembre, de 240 en la parte nueva del camposanto, por los que el Gobierno local prevé recibir 130.000 euros, cantidad equivalente a los ingresos anuales por las tasas del camposanto.

El precio de los columbarios va desde los 430 euros, que son los que ocupan la fila 1 y la 4, y los 630 euros que corresponden a los que se sitúan en la 2º y 3º fila.

En cuanto a la asignación de terrenos para mausoleos y panteones, la ordenanza regula que los terrenos de 35 metros cuadrados para construir mausoleos tienen un precio de 10.319 euros y los espacios de 2,40 metros para construir panteones asciende a los 603 euros.

Las reparaciones que consisten en colocación de azulejos y lápidas que se encuentren deterioradas o despegadas, así como inscripciones en las correspondientes lápidas también cuestan dinero. Desde los 31,85 euros en los mausoleos a los 8,53 en nichos y columbarios, pasando por los 15,80 euros si se hace en los panteones.

Reversión al Ayuntamiento

La ordenanza también contempla el coste que tienen tanto las inhumaciones como exhumaciones dependiendo siempre del lugar donde se hagan. Así, tanto en unas como en otras, las que se hacen en mausoleos ascienden a los 119 euros, en panteones y nichos de adultos 79,14 euros y las que se hacen en nichos de párvulos y columbarios 39,55.

También se refleja en la ordenanza como novedad la posibilidad de reversión al Ayuntamiento de unidades de enterramiento.

Es decir, la recuperación de enterramientos, como nichos antiguos, que hasta el momento no estaba regulada en la ordenanza. Hasta ahora, a los propietarios se les pagaba el precio de la compra. Pero la gente prefería, por tan poco dinero, no venderlos y quedarse con ellos. Pero como el cementerio tiene un límite, el Ayuntamiento pretende recuperar esos enterramientos. Los nichos vacíos deben rondar actualmente los 60, según estima el gobierno local.

De esta manera, a quien se decida por la reversión se le va a aplicar la siguiente fórmula para determinar el importe del rescate de la concesión: coste actualizado de la unidad de enterramiento dividido por el número de años de la concesión, multiplicado por los años que queden de la concesión e incrementado en un diez por ciento.

Con efecto del 1 de enero de cada año, las tarifas establecidas en este artículo se incrementará con el Índice de Precios al Consumo del año anterior (enero a diciembre) aplicándose un coeficiente de reducción del quince por ciento, de acuerdo con los datos certificados por el Instituto Nacional de Estadística.

Estas son algunas de las medidas incluidas en la nueva ordenanza para evitar, en lo posible, la búsqueda de ubicación para un nuevo cementerio.

Según datos municipales, en la ciudad se hacen entre 380 y 400 enterramientos anuales, con una media de ingresos de 117.000 euros por anualidad. En el lado opuesto están los gastos que genera el cementerio, que suman más de 617.000 euros al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos