La deuda del Consistorio asciende a 34 millones, la mitad que hace cuatro años

Fachada principal del Ayuntamiento. :: brígido/
Fachada principal del Ayuntamiento. :: brígido

El alcalde recuerda que la legislatura comenzó con un endeudamiento de 74 millones, 55 de ellos con los bancos, y que se ha logrado bajar un 54%

M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

El Ayuntamiento tiene un remanente positivo de tesorería de 5.057.707 euros, cifra donde se incluye también los 107.141 euros delCentro Especial de Empleo La Encina. Con este dinero el gobierno local tiene previsto amortizar la cantidad de 4.080.000 euros en deuda financiera. «De aquí a final de año y, una vez que este dinero se tramite, unos 977.320 euros lo queremos destinar a inversiones financieramente sostenibles. Esto permite a las entidades locales invertir en pequeñas obras civiles, adquisición de patrimonio o participación en planes de empleo público, entre otros fines. Es decir, todo el gasto que se pueda ejecutar antes de final de año. Aunque será el próximo gobierno el que lo tramite».

Estos son datos validados por el Ministerio de Hacienda, según dijo ayer el alcalde. Antonio Rodríguez Osuna indicaba que estas cifras ya se pueden consultar en la propia página de dicho ministerio y que «arrojan cifras muy positivas para Mérida». Recordó que el pasado año la cifra del remanente positivo de tesorería ascendió a 2.420.000 euros.

El alcalde estuvo acompañado en su intervención por la delegada de Hacienda y Portavoz Municipal, Carmen Yáñez, y el interventor municipal Juan Miguel Galán.

De los más de 5 millones de remanente positivo de tesorería, se destinarán más de 4 en amortizar deuda financiera

«Se cumple además la regla de gasto en 277.413 euros y la de estabilidad presupuestaria (que es la capacidad de endeudamiento que tiene el Ayuntamiento) en 10.417.889 euros», dijo también.

Aseguró asimismo que en el presupuesto de 2018 se ha registrado un incremento en los ingresos de 3.200.000 euros. Estos han sido ingresos extraordinarios que procedían del pago de licencia de tasas (por ejemplo el de la planta fotovoltaica), de alguna industria que se ha instalado en la ciudad o de la regularización de los contratos que, según explicó Osuna, han sido 1.164 en toda la legislatura.

Por otra parte, el alcalde declaró que la deuda actual asciende a 33.800.000 euros. Deuda total en la que se incluye la deuda financiera a corto y largo plazo, la deuda a proveedores y el dinero que se debe a Consorcios, Patronatos y entidades en los que participa el Ayuntamiento.

Compara esta cifra de deuda con la que se debía en julio de 2015 y que ascendía a 74 millones de euros, según sus palabras. «Se ha reducido la deuda en esta legislatura en 40 millones de euros, lo que supone un 54% menos en estos cuatro años», indicó el alcalde.

Desgranó que hace cuatro años la deuda viva real era de 55 millones, es decir, lo que se le debía a los bancos. También señaló que la deuda a proveedores en aquel año ascendía a los 14 millones de euros, además de los 4,6 millones de euros que se debía a Consorcios como los Bomberos, Ciudades Patrimonio, UNED, Fundación de Estudios Romanos o Festival de Teatro Clásico.

Osuna avisa a la junta electoral y dice que da a conocer estos datos porque «son de obligatorio conocimiento para los vecinos porque tienen derecho a saber dónde va el dinero público».