El Consorcio vuelve a sacar a concurso el área de servicios del Teatro Romano

Área de servicios Las siete sillas, situada junto al Teatro Romano, en la plaza Margarita Xirgu. :: BRÍGIDO/
Área de servicios Las siete sillas, situada junto al Teatro Romano, en la plaza Margarita Xirgu. :: BRÍGIDO

La cafetería restaurante se ofrece de nuevo con una rebaja de 3.000 euros en el canon anual que debe pagar el adjudicatario

JUAN SORIANO MÉRIDA.

La reapertura del área de servicios del Teatro Romano se retrasa. El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida ha convocado un nuevo concurso para la explotación de este recinto, con lo que sustituye al procedimiento que se puso en marcha en junio y que se esperaba resolver a finales de este mes.

Este espacio se encuentra situado en la plaza Margarita Xirgu, entre el Teatro y Anfiteatro, la Casa del Anfiteatro y el Museo Romano. De ese modo, se trata de un lugar privilegiado para dar servicio tanto a los turistas que visitan la ciudad como a los propios emeritenses gracias a su cercanía al centro.

Desde que se construyó el edificio el Consorcio ha contado con distintos adjudicatarios para la explotación de la cafetería restaurante. En 2002 se formalizó un contrato de gestión de servicio público por un periodo que, incluyendo prórrogas, estuvo vigente hasta 2017.

La previsión es que la cafetería restaurante abra entre finales de verano y principios de otoño

La entidad estima que se generará un volumen de negocio de 900.000 euros anuales

El pasado año volvió a salir a concurso y se adjudicó por un periodo de diez años, prorrogable hasta un máximo de quince. Pero el pasado mes de abril se resolvió este contrato. Por ese motivo, se inició un nuevo procedimiento por la modalidad restringida.

El concurso ha sido declarado desierto porque no se ha presentado ninguna oferta. Desde el Consorcio se apunta a que no se debe a la falta de interés por explotar este espacio, sino a las dificultades que supone la presentación de solicitudes a través de la plataforma de contratación del sector público, a la que se acogen estas licitaciones.

Por ese motivo, se ha iniciado un nuevo procedimiento. En este caso, se ha optado por la modalidad negociada, con lo que se espera evitar los citados problemas. De ese modo, se ha invitado a tres empresas de la ciudad a presentar ofertas.

Disponen de plazo hasta el 30 de julio para entregar sus propuestas, tras lo que se iniciará el proceso de evaluación. La previsión es que se adjudique a mediados de agosto y que el adjudicatario pueda empezar a explotar las instalaciones a finales de verano o comienzos de otoño.

Rebaja del canon

Además de retrasar el trámite administrativo, también se han acometido algunos cambios en el pliego de condiciones. El más importante es que se rebaja en 3.000 euros el canon anual que hay que pagar al Consorcio, que pasa de 30.000 a 27.000 euros. El periodo de ejecución se mantiene en diez años con cinco más de prórroga. De ese modo, el coste total ha pasado de 450.000 a 405.000 euros. A estas cantidades hay que aplicar el 21% de IVA.

Sin embargo, se mantiene el valor del contrato, que asciende a 1,8 millones de euros. Esta cifra se corresponde con el volumen de negocio estimado por el Consorcio de la Ciudad Monumental.

Como recoge el pliego de condiciones, el área de servicio cuenta con una superficie aproximada de 400 metros cuadrados repartidos en cuatro espacios: el edificio principal compartimentado en el salón cafetería, comedor y cocina; los aseos; el espacio entre los anteriores que comprende un almacén y una zona de paso; y una dependencia destinada a oficina, con acceso independiente desde la plaza. En la parte delantera del edificio principal existe una zona con pérgola destinada a terraza y en su parte posterior un jardín donde se sitúa la terraza trasera.

El Consorcio estima necesaria una inversión inicial de 120.000 euros para poner en marcha estas instalaciones y unos costes anuales de 780.000 euros, de los cuales los más importantes son los de personal. En cuanto a los ingresos, se calculan en 900.000 al año por los servicios de bar-cafetería, comedor y terraza.

La rebaja del canon obedece al interés del Consorcio por poner en uso el recinto. De hecho, la oferta económica sólo supone el 46% de los criterios de adjudicación, y además se ha fijado un canon máximo, de 35.700 euros mensuales más IVA. El modelo de gestión, la calidad de las instalaciones, el número de personas a contratar y la mejora de las condiciones laborales serán aspectos a valorar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos