El Consorcio de Mérida saca a concurso las obras de adecuación de la Casa del Anfiteatro

Vista del recinto de la Casa del Anfiteatro, que reabrirá al público el próximo año . :: BRÍGIDO/
Vista del recinto de la Casa del Anfiteatro, que reabrirá al público el próximo año . :: BRÍGIDO

El importe de licitación supera los 450.000 euros y se prevé que el recinto pueda abrir de nuevo al público a principios de 2019

BEATRIZ BRAVO MÉRIDA.

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida ha sacado a concurso público la obra de adecuación integral de la Casa del Anfiteatro romano. El anuncio de licitación se publicó el 29 de agosto, por importe de 457.000 euros.

Este actuación servirá para acondicionar este recinto monumental y ponerlo a punto para su reapertura al público. El plazo de ejecución de los trabajos es de cinco meses, por lo que se prevé que el recinto pueda abrir de nuevo a las visitas el próximo año.

En este proyecto han participado los departamentos de arqueología, documentación, conservación y adecuación museo gráfica del Consorcio, junto con la arquitecta María López. Se trata de la primera fase de una actuación de mayor envergadura.

El yacimiento podrá recorrerse sobre unas pasarelas con panelería y recursos audiovisuales

La Casa del Anfiteatro es uno de los recintos arqueológicos más importantes y monumentales del conjunto arqueológico emeritense. Por su localización, entre las proximidades del Teatro y Anfiteatro romanos, se encuentra en la zona más turística y visitada de Mérida.

De hecho, el número de visitas que tuvo antes de su cierre en 2010 para la ejecución de la cubierta llegaba a las 70.000 visitas anuales. Era el segundo recinto más visitado, detrás del que conforman el Teatro y Anfiteatro. A este enclave privilegiado se une la monumentalidad de las estructuras conservadas y los imponentes mosaicos que pavimentan la mayoría de las estancias.

Cabe recordar que en el año 2002 se convocó un concurso de ideas para la cubrición de la Casa Romana del Anfiteatro de Mérida. Las obras de la propuesta ganadora empezaron en 2010 y desde entonces el recinto se encuentra cerrado a la visita pública. La finalización de esos trabajos estaba prevista para 2013, pero por problemas técnicos en la cubierta la actuación no acabó hasta el año pasado. De este modo, fue en 2017 cuando se redactó el proyecto que ahora sale a concurso con objeto de dotar a la Casa del Anfiteatro de las infraestructuras mínimas necesarias, para su reapertura tras la ejecución de la cubierta que actualmente cubre los restos.

El proyecto recoge una serie de actuaciones orientadas a garantizar la adecuación integral del recinto, para poder ofrecer al visitante un recorrido seguro, accesible, sencillo y de fácil interpretación de todo el recinto.

En términos generales, las actuaciones recogidas en el proyecto se harán en el puesto de control de acceso, recorridos exteriores e interiores, jardinería, red de drenaje y recogida de aguas, tratamiento visual del entorno, cerramiento perimetral y recursos museográficos.

Para el recorrido exterior se han diseñado superficies de encaminamiento a través de rampas y plataformas, planteadas teniendo en cuenta los principios de accesibilidad y que el resultado estético final se integre con el entorno.

Panelería y mobiliario

Se dispondrá además de panelería interpretativa y direccional, integrada en las barandillas, además de mobiliario para el descanso y contemplación. Este recorrido exterior permite la visita de los restos arqueológicos que rodean la domus y un nuevo espacio dedicado a jardín en el exterior.

El interior de la casa romana podrá recorrerse con una pasarela que permite la contemplación de las estancias más importantes, como son las conocidas por sus mosaicos, el de la vendimia y el de los peces. Para esta zona de paso se establece un ancho amplio para que puedan moverse grupos numerosos de visitantes.

En esta parte del yacimiento, el recorrido se ensanchará en zonas donde habrá recursos museográficos audiovisuales. Además, los fondos de las pasarelas se plantean con vidrio transparente para transmitir al visitante la sensación de caminar flotando sobre las estancias.

Por su parte, la panelería que se instalará tendrá apartado gráfico, ilustraciones y textos que han sido realizados siguiendo las pautas marcadas por el Consorcio. En cuanto al mobiliario, habrá bancos de dos tamaños diferentes, y papeleras.