El Consorcio de Mérida quiere que Viñeros y el Corralón de los Blanes sean espacios públicos

Fachada del Corralón de los Blanes, que guarda importantes restos arqueológicos. :: j. m. romero/
Fachada del Corralón de los Blanes, que guarda importantes restos arqueológicos. :: j. m. romero

Del primero ya se han hecho gestiones con los propietarios pero del segundo hay cuestiones administrativas y legales por resolver

M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

Uno de los empeños que tiene el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida y en particular su director, Félix Palma, es que tanto el solar situado en la calle Viñeros como el área conocida en la ciudad como el Corralón de los Blanes, «se conviertan en un futuro, esperemos que no muy lejano, en espacios arqueológicos públicos para el disfrute del ciudadano, porque arqueológicamente lo merecen».

Tras reconocer la problemática actual existente en los dos solares, Palma explica que respecto al de la calle Viñeros, que en la actualidad es de propiedad privada, «se han hecho ya algunas gestiones con los propietarios por parte de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento y el propio Consorcio para intentar adquirir públicamente y cuanto antes este espacio».

Por otra parte, respecto al Corralón de los Blanes, el director del Consorcio explica que «la propiedad de este solar es también privada (incluso es complicado concretar quién es la propiedad) y además queda mucho por excavar. También hay pendientes de resolver muchas cuestiones legales y administrativas y para ello, además, se necesitaría mucho dinero. Por tanto, veo que este caso es inviable a corto medio plazo», insiste Palma.

El director del Consorcio afirma que del Corralón de los Blanes aún queda mucho por excavar

Sobre el solar de la calle Viñeros, en mayo de 2008 la intervención en una vivienda propició que salieran a la luz nuevos restos romanos correspondientes a un edificio de carácter monumental. El hallazgo, uno de los más relevantes documentado en los últimos 10 años, supuso al mismo tiempo el replanteo por parte del Consorcio de los límites del Foro de la Colonia de la antigua Augusta Emerita. Desde entonces, el solar luce al descubierto aunque no a la vista del viandante.

Grandes hallazgos

En pocas ocasiones un hallazgo arqueológico sacude con tanta fuerza los conocimientos que se tienen sobre Emerita Augusta. El templo que el Consorcio sacó a la luz en la calle Viñeros, comparable al Templo de Diana por su época de construcción y por su tamaño, revoluciona por completo el llamado Foro de la Colonia, uno de los espacios urbanísticos de la antigua Mérida que más sorpresas ha ofrecido en los últimos años.

Apareció el podium de un edificio público que se estima puede ser de un templo vinculado al Foro de la Colonia.

Por su parte, el Corralón de los Blanes, en la calle Almendralejo, pleno corazón de la ciudad, de una superficie superior a los 5.000 metros cuadrados, acoge una de las excavaciones más fructíferas y sorprendentes de cuantas se han llevado a cabo en los últimos años en Mérida. La variedad de los restos hallados, y su buen estado de conservación, han aportado nuevas riquezas al patrimonio emeritense.

Los sondeos empezaron en 2005. Los restos más antiguos que se han hallado en este lugar, según consta en fuentes documentales consultadas por HOY, corresponden a dos mausoleos monumentales del siglo I, casi intactos, uno de los cuales guardaba una placa con el nombre de una de las difuntas y la urna donde se depositaron sus cenizas.

En la inscripción de la placa, situada en la fachada del mausoleo, se informa que en el edificio funerario estaba enterrada Publia Haline, liberta de Cayo, que pide en su testamento que ni el mausoleo ni la sepultura puedan ser disfrutado por sus herederos.

Junto a esto, se ha documentado la explotación de la zona hasta el siglo V con varios enterramientos, algunos acompañados por joyas y artículos de ajuar, e instalaciones industriales.