El Consorcio de Mérida descubre un nuevo mosaico en la Casa del Anfiteatro

Operarios retiran parte del material que se encuentra sobre el mosaico hallado. :: BRÍGIDO/
Operarios retiran parte del material que se encuentra sobre el mosaico hallado. :: BRÍGIDO

La entidad continúa con la restauración de los elementos decorativos con la vista puesta en la reapertura del recinto

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida ha descubierto un nuevo mosaico en la Casa del Anfiteatro. Las excavaciones que se llevan a cabo en el recinto con motivo de las obras de adecuación han sacado a la luz esta pieza decorativa, a la que le faltan los motivos principales.

María Domínguez, del departamento de Restauración del Consorcio, señala que hasta el momento solo se ha descubierto una zona con esvásticas y figuras geométricas, como otras obras similares. Sin embargo, el dibujo central aparece desfigurado, presumiblemente porque fue arrancado.

Los restauradores del Consorcio han trabajado en la fijación de bordes para asegurar la estabilidad de este nuevo mosaico.

Estos trabajos forman parte de las tareas de conservación y restauración de los mosaicos de la Casa del Anfiteatro, que cerró sus puertas a finales de 2010 para las obras de instalación de una cubierta.

En principio, estos trabajos debían durar 28 meses, pero problemas durante la ejecución y con la empresa adjudicataria retrasaron las obras. Una vez concluidas, el Consorcio sacó el pasado año a concurso la adecuación del recinto para que pueda ser visitable. Entre otras cuestiones, se instalarán pasarelas para que no haya que pisar los mosaicos.

Trabajos en marcha

De cara a la reapertura de este espacio, el Consorcio inició a comienzos de año la restauración de los 700 metros cuadrados de mosaico de la Casa del Anfiteatro, empezando por la retirada de las protecciones y la arena que cubrían estas piezas.

El recinto cuenta con mosaicos que decoran el suelo de los pasillos, principalmente con figuras geométricas, pero destacan especialmente dos estancias. En una se encuentra el llamado mosaico de los peces, con un amplio catálogo de animales acuáticos; y en otra el de la vendimia o de otoño, con representaciones de Venus y Cupido.

Los trabajos se han centrado en la renovación de los morteros, que son las zonas donde faltan teselas, y que contribuyen además a asegurar las piezas existentes. Estos espacios se han ido deteriorando con el paso del tiempo y con el desarrollo de las obras. Ahora se han eliminado los rellenos hechos con cemento y se han elaborado con un nuevo material, que se fabrica con cal y áridos específicos, al que los técnicos del Consorcio añaden los colores que predominan en el resto de la obra, en este caso rojo y negro. De esta forma, como destaca María Domínguez, se produce un efecto integrador que permite mantener el conjunto de la sala, así como contar con un fondo neutro que da realce a las teselas originales.

En el mosaico de los peces se ha llevado a cabo una reintegración cromática de las partes donde se encuentran los dibujos geométricos. Asimismo, se ha efectuado la fijación de teselas que estaban sueltas. En cuanto al mosaico de la vendimia, Domínguez señala que está mejor conservado, pero que también se ha procedido a renovar los morteros y reintegrar teselas.

Los alumnos del curso de restauración del Consorcio también trabajarán en la Casa del Anfiteatro, en este caso en otros mosaicos situados en salas más pequeñas.

Temas

Mérida