El Consistorio mejora el Conservatorio para acoger las nuevas especialidades

Alumnos del Conservatorio de Mérida en una clase práctica. :: hoy/
Alumnos del Conservatorio de Mérida en una clase práctica. :: hoy

El Consistorio espera que el plazo de matrícula para contrabajo y percusión se abra en septiembre y la reforma concluya a finales de año

MARÍA BLANCOMÉRIDA.

El Ayuntamiento de Mérida rehabilitará tres salas del Conservatorio de Música Esteban Sánchez para la implantación de dos nuevas especialidades de cara al próximo curso.

En concreto, el Consistorio reformará las salas acústicas de música, necesario para la acogida de las especialidades de percusión y contrabajo. La reforma, pensada para mejorar la distribución y el aislamiento acústico, afectará al tabicado, las puertas de las salas y las ventanas de las mismas.

«El contrato va a salir a licitación por 35.000 euros y consistiría en la readaptación de un espacio para rehabilitar tres salas insonorizadas», señaló la anterior concejala delegada del Conservatorio de Música, Silvia Fernández.

Esta rehabilitación entra dentro de la cuantía de las inversiones sostenibles

El fondo económico procede de las inversiones financieramente sostenibles. Esta posibilidad se le concede a aquellas entidades locales que tengan superávit o remanente positivo y que no hayan superado el límite de deuda. Además de estar sujetas a control presupuestario, ese dinero debe ir destinado a actuaciones sostenibles y estar pensadas a largo plazo para los ciudadanos de la localidad.

De esta forma, el centro emeritense aumentará su oferta educativa de doce a catorce especialidades, de las 35 posibles que existen. Silvia Fernández calificó como un hito la inclusión de esas nuevas materias, ya que «tras 37 años de historia del Conservatorio municipal solamente hemos conseguido tener autorización para doce especialidades de las 35 posibles».

Aunque el centro formativo ya recibió el 17 de junio la autorización para impartir estas dos nuevas actividades, aún tiene que esperar a recibir la dotación tanto de profesores como de material. Pero lo más probable es que para septiembre ya esté abierto el plazo de matrículas. «Tenemos la autorización, haría falta la dotación de personal pero sí es verdad que aunque no es oficial, tenemos muy buenas conversaciones con la Consejería de Educación y todo hace indicar que este año estarán las especialidades», añadió la anterior delegada.

Buena aceptación

Además, el Ayuntamiento emeritense asegura que el grado de interés en la matriculación del alumnado en estas especialidades es muy positivo, sobre todo en la especialidad de percusión.

La implantación del contrabajo ayudará a completar en su totalidad las especialidades de cuerda frotada. Asimismo, contribuirá al desarrollo más efectivo de las asignaturas de Orquesta y Música de Cámara en Enseñanza Profesional y en las clases colectivas de Enseñanza Elemental para instrumentos de dicha familia. Actualmente la oferta de cuerda dispone de violín, viola y violonchelo.

Por su parte, percusión dotará a una sección, por ahora, incompleta y entraría a formar parte de asignaturas colectivas como Orquesta, Banda y Música de Cámara, así como las colectivas de especialidades de viento y cuerda en Enseñanza Elemental. Además, como comentó Fernández, «es el primer año que ya se van a aplicar las mismas tarifas que el resto de conservatorios oficiales de la Junta de Extremadura».