El Consistorio y asociaciones animalistas controlarán las colonias de gatos

Algunos de los gatos que viven en la Isla. :: brígido/
Algunos de los gatos que viven en la Isla. :: brígido

El Ayuntamiento convoca a todos los vecinos que quieran colaborar en esta iniciativa para que puedan ayudar a cuidar a estos animales

REDACCIÓN MÉRIDA.

Las colonias felinas han proliferado en la ciudad en los últimos años. De hecho, según informa el Ayuntamiento, en Mérida existen en la actualidad más de una veintena de grupos de gatos diseminados por varias zonas. Con el objetivo de evitar que surjan problemas de convivencia entre los vecinos y estos animales, el Ayuntamiento anuncia que ha comenzado a diseñar, junto a colectivos animalistas, un plan de gestión para controlar estas colonias. Una iniciativa basada en la implementación del sistema ético de Captura, Esterilización y Retorno al lugar de origen (CER).

Una de las características de este programa de gestión de colonias de gatos es que se apoya en la participación ciudadana. Por eso, el Consistorio convoca a todos los interesados en esta iniciativa para que colabore. Serán voluntarios los que cuiden y controlen a los animales en colaboración con la administración. Por ello, el Ayuntamiento ha organizado el próximo 23 de febrero, en colaboración con la protectora Salvemos Animales de Mérida (SAM) y la asociación de veterinarios Avatma, una jornada de formación. En ella se darán a conocer, entre otros aspectos, los protocolos y condiciones correctas para llevar a cabo la alimentación y el manejo de los gatos, su captura y transporte al veterinario, así como la limpieza y mantenimiento de las zonas en las que estos habitan.

La asistencia a dicha jornada otorgará a los colaboradores la acreditación oficial o carné que les permitirá realizar estas labores.

El Consistorio, por su parte, se responsabilizará de mantener actualizado el censo felino y de señalizar las colonias con un cartel indicativo de que están controladas.

El sistema CER, además de impedir que aumente el número de animales, pretende evitar que estos sufran hambre, enfermedades o maltrato. También presenta numerosos beneficios en el bienestar social y la convivencia vecinal. Entre ellos la desaparición de molestias y quejas de los vecinos asociadas al comportamiento reproductivo de los felinos (como el marcaje con orina, las peleas o los maullidos por el celo), al ser esterilizados.

 

Fotos

Vídeos