La Confederación denuncia que se tiran animales muertos y basura en el río en Mérida

Algunos objetos tirados en uno de los parajes cercanos a la orilla del Guadiana. :: brígido/
Algunos objetos tirados en uno de los parajes cercanos a la orilla del Guadiana. :: brígido

Hace unos días aparecieron caballos y un burro muertos en un tramo del río del entorno de la capital autonómica

M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

Algunos tramos de las dos orillas del río Guadiana a su paso por Mérida amanecen un día sí, y otro también, llenos de escombros de obras, basuras y, lo peor, animales muertos.

La Confederación Hidrográfica del Guadiana denuncia que desde hace tiempo se producen vertidos sobre todo aguas arriba de Mérida, en la margen derecha del río, en la zona conocida como la Tijera, la orilla que va paralela a la carretera de Don Álvaro.

Nicolás Cifuentes, jefe de servicio de aplicaciones forestales de la Confederación, explica a HOY que en esta y otras zonas hay una tendencia de mucha gente «de echar a la orilla escombros, basuras y restos de obra, además de muebles. Lo denunciamos porque ya es una cosa exagerada. En estas zonas nos encontramos de todo. El año pasado hallamos incluso una furgoneta, que al parecer había sido robada, y que llevaron allí para quemarla».

El caso de los animales ya lo han puesto en manos de la Guardia Civil para intentar localizar a sus dueños

Pero Cifuentes dice que es aún más grave si cabe lo que se han encontrado esta semana en una de las orillas. Varios animales muertos, lo que ya eleva la situación a un problema sanitario. Asegura Cifuentes que han detectado en solo unos pocos días dos caballos y un burro, y hasta se han encontrado ovejas muertas.

Señala que ya han denunciado estos casos ante la Guardia Civil. «Los agentes ya han debido comprobar si los animales tienen chip o crotales o se pueden identificar de alguna manera sus dueños, pero creemos que esto no ha sido posible».

Animales muertos allí tirados.
Animales muertos allí tirados. / BRÍGIDO

Los trabajadores de Confederación pasan por las orillas del río, por las visitas que hacen a los trabajos de larecogida de camalote. Son ellos los que se encuentran toda esta basura, que se acentúa en los tramos del entorno de Mérida.

Carteles invisibles

Cifuentes explica que para intentar disuadir a los vecinos de que arrojen basura en la ribera del río han instalado en numerosas ocasiones varios carteles en los que se indica que está prohibido tirar escombros. Pero parece ser que para los que van allí a echar basuras estos avisos son invisibles.

Añade Cifuentes que son los propios trabajadores de Confederación los que limpian estos parajes aunque no sea algo de su competencia. «Aunque no es una tema de Confederación, cuando se acumula mucha basura o escombros somos nosotros mismos los que limpiamos las zonas mas afectadas. Sobre todo por un tema sanitario».

Dice que es muy complicado saber quiénes echan toda la basura en estos lugares. «Si no se pillan en el momento en el que la echan, es difícil saber quiénes son los autores, por lo que es imposible denunciar a nadie. Lo único que podemos hacer es ponerlo en conocimiento de la Guardia Civil, que también tienen complicado averiguar quiénes son».

Explica además Cifuentes que si son autorizados, son ellos mismos los que entierran a los animales muertos con ayuda de maquinaria y cal. Pero que si no pueden, es la propia Guardia Civil, a través del Seprona, la que se encarga de la retirada de los cadáveres. O incluso la propia Junta de Extremadura.