El cierre de la Banda de Música cuesta otros 60.000 euros

Los miembros de la banda municipal ensayando en el Conservatorio de Música. :: hoy/
Los miembros de la banda municipal ensayando en el Conservatorio de Música. :: hoy

Los juzgados de lo Social condenan al Consistorio a aumentar las indemnizaciones a los trabajadores

JUAN SORIANO MÉRIDA.

La supresión de la Banda Municipal de Música le costará al Ayuntamiento 60.000 euros adicionales. El Consistorio emeritense ha sido condenado a incrementar las indemnizaciones a los integrantes de esta agrupación, que ha sido disuelta por el Gobierno local en una medida de ahorro y eficiencia.

El equipo de Gobierno anunció a finales del pasado año la supresión de la banda municipal y la creación de un nuevo modelo. Argumentó motivos económicos, ya que permitirá el ahorro de 100.000 euros al año. Pero sobre todo para dar un enfoque distinto a una agrupación había perdido actividad y necesitaba de apoyos externos para actuar.

El Gobierno local reconoció que se trataba de un despido improcedente, por lo que aceptó el pago de las indemnizaciones correspondientes. Sin embargo, los afectados acudieron a los tribunales, que les han dado la razón y han elevado las cuantías que debe abonar el Consistorio.

Las primeras sentencias se abordaron en la Junta de Gobierno Local del pasado 15 de junio. En concreto, se tuvo conocimiento de dos fallos que afectaban a cinco trabajadores de la Banda de Música. Para dos de ellos se condena al Ayuntamiento a elegir entre la readmisión con el abono de los salarios de tramitación o el pago de una indemnización de 8.350 euros en un caso y 9.700 en otro. El Gobierno local optó por la segunda opción. La segunda resolución obliga al Consistorio a indemnizar entre 782 y 1.152 euros a otros tres trabajadores.

Según indica el delegado de Cultura, Antonio Sánchez Barcia, en las últimas semanas el Ayuntamiento ha recibido las condenas por el resto de trabajadores. Según indica, en total han sido once los músicos afectados, a los que se ha abonado más de 60.000 euros.

En todos los casos se trata de pequeñas cuantías, excepto en el cargo del director de la banda, a quien habrá que pagar 35.000 euros. Junto a esto, Sánchez Barcia indica que será necesario asumir una cuantía adicional por intereses de demora.

Con el pago de las indemnizaciones el Gobierno local cierra de forma definitiva la Banda Municipal de Música, con lo que podrá avanzar en el nuevo modelo de gestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos