En la charca de día y al teatro de noche

Visitantes de la charca que pasan el día festivo con sombrillas y neveras junto a la orilla. :: BRÍGIDO/
Visitantes de la charca que pasan el día festivo con sombrillas y neveras junto a la orilla. :: BRÍGIDO

Algunos turistas visitaron ayer Proserpina a su paso por Mérida como punto final a sus vacaciones

BEATRIZ BRAVO MÉRIDA.

Turistas y vecinos de Merida aprovecharon el festivo del 15 de agosto para acercarse al embalse de Proserpina. La charca fue el lugar elegido para comer o darse un baño en pleno verano, cuando algunos comienzan ahora sus vacaciones y otros ya descansan o están a punto de terminarlas.

De hecho, Mérida es la 'guinda' de las vacaciones de algunos turistas que ayer visitaron Proserpina haciendo una parada en su viaje de vuelta. Es el caso de Marta y Manolo, extremeños de Mengabril, que antes de regresar a casa pasaron por la charca de Mérida, que todavía no conocían y de la que les habían hablado bien.

La charca es para muchos una opción de disfrutar de un día de relax donde poder comer, en alguno de sus chiringuitos o a la orilla del pantano con la nevera llena de casa, con el agua cerca para poder refrescarse con un baño.

Los chiringuitos de la presa romana notan estas semanas mayor afluencia de visitantes

En pareja, en familia o con amigos e incluso en solitario para disfrutar de la lectura se podía ver ayer a los emeritenses y visitantes en Proserpina durante el día. Para la noche, algunos se reservaban el teatro del Festival de Mérida, que estrenó 'La comedia del fantasma'.

De Cáceres venía Javi, que vino a pasar el día en familia y con sus amigos de Mérida. Él ya conocía la charca de Proserpina y pasó aquí otro festivo de agosto hace unos años. Para él es una buena opción de ocio con la que se divierten sus hijos y que les permite además disfrutar de una comida con amigos.

«Pasamos aquí el día con los niños, comemos bien, podemos bañarnos y hay buen ambiente con mucha gente», explicaba este cacereño. Su amigo Carlos, de Mérida, es un habitual de la charca y terminará el día yendo al teatro.

También tenían entradas para el Festival de Teatro Clásico un grupo de turistas procedentes de Sevilla que hicieron parada en Mérida para dos noches como punto final a sus vacaciones. Tras pasar unos días en la Costa de Luz vinieron a Extremadura para visitar la capital regional, pasar un día en Proserpina y disfrutar de un espectáculo en el Teatro Romano.

Algunos de este grupo de sevillanos conocía ya Mérida y la charca, y los que no habían estado antes en este paraje se mostraban contentos con la visita. «Pasaremos un día exclusivamente aquí, y otro visitando la ciudad», explicó Manuel, que irá hoy con el resto del grupo a ver 'La comedia del fantasma'.

El ambiente en el entorno de la presa romana era como el de un sábado de verano, que es el día con más ambiente, según Rafa Quintero, camarero del Chiringuito de Choni. A los restaurantes ubicados en el embalse acuden todo tipo de clientes, desde jóvenes en pareja o con amigos hasta grupos de familias.A la hora punta del almuerzo, entre las 14.00 y las 16.00 horas, los turistas y visitantes llenaban estos establecimientos, que en agosto tienen la mayor afluencia del verano, explicó este camarero. Aquí lo más pedido de la carta son las carnes a la brasa y el pescado frito. Sin embargo, algunos clientes venidos de Mérida, como Tomás, anhelan las bogas que se servían antes en el citado chiringuito, que fue el primero que abrió en la charca, hace ya más de 30 años.

Turistas venidos de otros países, como China o Francia han pasado por la presa romana en las últimas semanas, contaba Rafa Quintero, que destaca además la importante afluencia de extremeños de pueblos de alrededor de Mérida, que visitan estos restaurantes tanto como los propios ciudadanos emeritenses.

De Mérida es Manuela, una asidua de Proserpina, que frecuenta la charca en familia cada fin de semana y aprovechó también el día de ayer para comer a la orilla del embalse y darse un baño. Destaca que el agua «está buenísima» para combatir las temperaturas del verano, pero considera por otro lado que las zonas exteriores deberían estar mejor cuidadas, así como los accesos para vehículos. Esta emeritense apreciaba ayer más afluencia de bañistas que laque existe los fines de semana.

El embalse de Proserpina seguirá siendo la playa de Mérida lo que resta de verano y para este sábado el Ayuntamiento ha organizado actividades acuáticas. Habrá barcas, una estructura hinchable que catapulta al agua y kayaks, entre otros elementos.

Un rescatado del agua

Tras pasar la primera parte del verano sin incidentes, en la tarde de ayer fue rescatado del agua un hombre de 68 años. Los socorristas del puesto de Cruz Roja que vigila el lago rescataron al hombre inconsciente y en parada cardiorespiratoria. Tras recuperarlo gracias a las maniobras de reanimación, el hombre fue trasladado al hospital de Mérida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos