La cafetería de la estación del Paseo de Roma en Mérida vuelve a salir a concurso

Usuarios del bus urbano junto a la cafetería, cerrada, de la miniestación del Paseo de Roma. :: BRÍGIDO/
Usuarios del bus urbano junto a la cafetería, cerrada, de la miniestación del Paseo de Roma. :: BRÍGIDO

El adjudicatario renuncia al contrato y el Gobierno local abre de nuevo el procedimiento con un canon de 2.300 euros al año

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Segundo intento para poner de nuevo en servicio la cafetería de la miniestación de autobuses del Paseo de Roma. El Ayuntamiento de Mérida ha vuelto a sacar a concurso la explotación de este espacio, que permanece sin uso desde el año 2004.

El Consistorio emeritense convocó a comienzos del pasado año el concurso para la explotación de este recinto. El precio de licitación era de casi 2.300 euros (IVA incluido) al año y un plazo de concesión de cuatro años más otros dos de posible prórroga.

El Gobierno local anunció en abril del pasado año la adjudicación de este contrato por 6.000 euros al año. Sin embargo, la operación nunca se llegó a efectuar.

Ahora el Consistorio emeritense vuelve a sacar a concurso esta concesión, por el mismo importe que el pasado año y con un plazo de ejecución de cuatro años con la opción de otro más de prórroga. Las empresas interesadas en explotar la cafetería tienen de plazo hasta el 23 de julio para presentar sus ofertas. Está previsto que el contrato se inicie el próximo 6 de agosto.

La miniestación de autobuses del Paseo de Roma abrió sus puertas en 1999. En la actualidad es el principal punto de confluencia de las líneas del transporte urbano, por lo que se trata de un lugar con mucho tránsito de usuarios.

En el año 2001 salió a licitación la explotación del quiosco y la cafetería de estas instalaciones. El presupuesto base de la licitación era de 360.000 pesetas al año (2.160 euros), y la oferta más baja rebasó las 600.000 pesetas (3.600 euros). Sin embargo, el espacio nunca llegó a contar con la actividad esperada y en septiembre de 2004 cerró sus puertas. Así ha permanecido hasta la actualidad.

Obras necesarias

El módulo que acoge la cafetería es de planta rectangular, equipado con dos aseos. Está dotada de instalaciones de electricidad, alumbrado, ventilación y fontanería. La superficie útil del quiosco es 9,51 metros cuadrados; la de los aseos es de 6 metros cuadrados y el total útil es de 15,51 metros cuadrados.

Tal como establece el pliego de condiciones, el adjudicatario será totalmente responsable de la ejecución de las obras o instalaciones necesarias para acondicionar el local, así como de todo el equipamiento y mobiliario que requiera para su correcto funcionamiento.

Además, recoge que los precios de venta al público no podrán superar los importes medios de los establecimientos del entorno de la Plaza de España. El horario estará sujeto al funcionamiento de los autobuses urbanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos