El Ayuntamiento de Mérida iluminará once pasos de peatones como el del Puente Lusitania

Uno de los pasos de cebra que se va a iluminar, el de Reina Sofía cercano a las Tres Fuentes. :: brígido/
Uno de los pasos de cebra que se va a iluminar, el de Reina Sofía cercano a las Tres Fuentes. :: brígido

El valor de la licitación de los dispositivos es de 55.469 euros y se financiarán con cargo a los fondos EDUSI y al presupuesto municipal

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

A principios de febrero del pasado año el paso de peatones situado a la salida del puente Lusitania, en el lado en el que se encuentra la estación de autobuses y la biblioteca del Estado, se iluminó con varios puntos de luz.

Una medida que el equipo de gobierno quiere extender al resto de la ciudad para garantizar la seguridad de los peatones. Por eso, tiene programado para los próximos meses iluminar once pasos de peatones en grandes avenidas de Mérida.

Los pasos de cebra han sido seleccionados de acuerdo con las condiciones actuales y afluencia de peatones e intensidades de tráfico. Serán los que están en la Avenida Reina Sofía junto a la Rotonda de las Tres Fuentes, en la Avenida Lusitania a la altura de la Plaza de los Escritores o en la Avenida Antonio Campos Hoyos junto a la entrada del Hospital.

Tienen la peculiaridad de que regulan el flujo lumínico al detectar movimiento

También se dotarán de luz el que está situado en la Calle Ferrocarril junto a la Rotonda de la Avenida José Fernández López, el de la Ronda de los Eméritos frente al polideportivo, el de la Avenida Vía de la Plata junto a la parada del autobús o el de la avenida de los Milagros que está junto a Factoría Joven.

Asimismo, se incluye también en la lista el de la Avenida Reina Sofía situado junto a la Calle Naumaquias, el de Marquesa de Pinares que está junto a la intersección de la estación del tren, el de la Avenida de la Constitución junto al Edificio de Telefónica y el de la zona intermedia de la Avenida de la Libertad.

La financiación de este proyecto irá con cargo a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrada (EDUSI) financiada en un 80% con fondos FEDER y el 20% restante mediante aportación de fondos propios del Ayuntamiento. El valor de la licitación total será de 55.496,69 euros IVA incluido.

El diseño del proyecto se ha realizado cumpliendo con la legislación pertinente en términos tanto de eficiencia energética como de intensidad de iluminación.

La actuación deberá incluir la obra civil necesaria tanto para el suministro eléctrico como para los basamentos de las columnas, así como la instalación eléctrica, puesta en funcionamiento y la reposición de pavimentos.

Modelo a seguir

Teniendo en cuenta los informes técnicos y tras haber comprobado la buena acogida del paso de peatones colocado con estas características en el puente Lusitania, el Ayuntamiento va a instalar esta iluminación en otros puntos de la ciudad.

Estos tienen una peculiaridad que los hace diferentes a los demás y es que regulan el flujo lumínico al detectar movimiento.

Los servicios municipales del parque de obras instalaron en el del Puente Lusitania lo que se conoce como puntos de luz 'trafic demon peatonal'. Están formados por una columna de tubo de 5 metros de altura, cuya luminaria se fija en el lateral y que tiene una cubierta plana y un difusor de vidrio transparente de fácil limpieza.

Es una instalación sin precableado que incluye un equipo electrónico de alto rendimiento y que se regula por detección de movimiento.

En este punto del paso de cebra del Puente Lusitania se instalaron cuatro proyectores, dos para cada sentido de la circulación, con una potencia de consumo de 108 vatios. Iluminan el paso de peatones de dos calzadas de doble carril cada una de ellas del Puente Lusitania.

El objetivo que se persigue, tanto desde la delegación de Tráfico como de la de Urbanismo, es iluminar correctamente al peatón que cruce estos pasos de cebra, que no queden en penumbra en ningún momento, y garantizar los niveles mínimos en el plano vertical y horizontal.

Otra de las ventajas de estas nuevas farolas es que la luz que desprenden no deslumbra al conductor, al estar focalizada sobre el propio peatón. Con esto se consigue minimizar mucho el riesgo de deslumbramiento de los conductores.

Estas luminarias tienen un sistema de detección de movimiento que consiguen reducir el consumo de energía eléctrica, ya que solo funcionan al 100% de su capacidad cuando detectan movimiento de peatones. Si este movimiento no existe, la potencia consumida se reduce al 20%.

El gobierno local quiere reducir el número de atropellos que, por ejemplo, en 2016 llegaron a los 37, algunos de ellos producidos cuando el peatón cruzaba por un paso de cebra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos