«Desde los 5 años los niños pueden comer de todo masticando»

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

«Los niños menores de tres años no pueden comer ningún fruto seco. De tres a cinco es posible pero depende de cada niño pero a partir de cinco años no debe haber ningún problema en que ingiera frutos secos masticando bien», relata el pediatra Antonio Vilela, con consulta en Mérida. Vilela considera una «auténtica fatalidad», que un menor que tenga ya al menos cinco años pueda fallecer por tragarse un maíz tostado o un cacahuete. «Siempre hay riesgo, claro. Incluso para las personas mayores, pero desaparece mucho a partir de los cinco años, bien masticando y siempre que no caiga en mal sitio», indica. Se refiere a que «ese cuerpo extraño vaya a parar a los bronquios, a los pulmones. Si va a vías respiratorias y no a las digestivas pueden existir complicaciones. Pero muchas veces se detecta y con una operación se retira. Es una verdadera fatalidad que muera un niño de cinco años por ese motivo».