AfibroMerida imparte un taller de escucha y apoyo a las familias de sus enfermos

REDACCIÓN MÉRIDA.

La Asociación de Fibromialgia de Mérida (AfibroMerida) impartirá mañana, de 17.30 a 19.30 horas, en el centro Alcazaba un taller. Una sesión en la que se dará voz a familiares de personas enfermas de fibromialgia, fatiga crónica y síndrome químico múltiple (SQM), con el fin de que puedan expresar sus miedos, sus dudas. «Podremos ayudarles a comprender mejor, tanto los cambios anímicos como físicos que sufren quienes padecen estas dolencias», según su presidenta, Goyi San Andrés.

Un taller que también nace para mitigar el impacto emocional que implica tener una enferma de fibromialgia en la familia y poder ofrecerles herramientas para atender esa «necesidad que tienen las pacientes de ser escuchadas y entendidas por las personas de su entorno más cercano». Así es como expresa María Peña, terapeuta humanista, la situación en la que viven día a día quienes padecen unas dolencias demasiado invisibles y estigmatizadas socialmente.

Por ello, la jornada será para María Peña, profesional que impartirá el taller, un espacio de aprendizaje mutuo basado en el respeto, la escucha y comprensión. «Cuando la paciente se siente escuchada y entendida por sus familiares su autoestima se ve reforzada y la manera de vivir y gestionar la enfermedad cambia a mejor», explica.

Algo que ella conoce muy bien, ya que imparte en AfibroMerida, como voluntaria, sesiones semanales de ayuda mutua. «Me dedico a hacer lo que mejor se hacer, acompañar a los demás en su desarrollo personal».

La sesión, abierta a toda la sociedad emeritense comenzará con la proyección del documental que sobre la enfermedad realizó el periodista Pedro Erquicia y emitido en Documentos TVE.