El Consistorio tomará varias medidas para bajar de los 37 atropellos de 2016

Un hombre atraviesa un paso de peatones en la avenida José Fernández López. :: j. m. romero/
Un hombre atraviesa un paso de peatones en la avenida José Fernández López. :: j. m. romero

Para garantizar la seguridad del peatón se pondrán en marcha puntos de luz peatonales y se instalarán pasos resaltados

M. ÁNGELES MORCILLOMérida

En 2016 se registraron en Mérida un total de 37 atropellos, 29 de ellos resultaron ser de carácter leve y 8 se consideraron graves. Además de estos, se contabilizó un atropello de un animal al invadir este la carretera. Así lo indican los datos aportados a este diario por la Delegación de Tráfico, Policía Local y Seguridad Ciudadana, cuyo máximo responsable es el concejal Félix Palma.

Este reconoce que no hay una pauta clara, aunque lógicamente las calles más transitadas de la ciudad son también las más afectadas por los accidentes o atropellos. Estas son la calle Almendralejo, la avenida Reina Sofía, la calle Félix Valverde Lillo o la calle Marquesa de Pinares, en la que se registraron tres atropellos el pasado año.

Reconoce Palma que donde hay que incidir es en las rotondas y glorietas, donde asegura, sigue habiendo muchos problemas y sobre todo en los pasos de peatones, «donde hay que hacer una llamada de prudencia y responsabilidad a los conductores».

Señala además, que la mayoría de los siniestros producidos son causados por el despiste de los conductores o por no respetar la prioridad de los peatones en los pasos de cebra. «Apelamos e insistimos en la prudencia de los conductores y en el respeto a los pasos de peatones».

Para bajar el número de atropellos a peatones, desde la delegación que dirige Palma, se tiene previsto llevar a cabo varias acciones.

Una de ellas es la instalación de bandas reductoras de velocidad en varias calles de la ciudad, entre ellas se baraja Marquesa de Pinares. Está pendiente de «cuestiones presupuestarias» para poder llevarla a cabo, al igual que el repintado de varios pasos de cebra. Otra de las medidas que se van a llevar a cabo, y que ya está como proyecto piloto, es la puesta en funcionamiento de puntos de luz peatonales que se activan y regulan con el movimiento.

Experiencia piloto

La experiencia piloto, que ya se ha puesto en marcha, incluye la instalación de cuatro puntos de luz en los pasos de peatones del Puente Lusitania, justo los que dan acceso a la rotonda de la Autonomía.

El objetivo que se persigue, tanto desde la delegación de Tráfico como de la de Urbanismo, es iluminar correctamente al peatón que cruce estos pasos de cebra, que no queden en penumbra en ningún momento, garantizando los niveles mínimos en el plano vertical y horizontal.

Una de las ventajas de estas nuevas farolas es que la luz que desprenden no deslumbra al conductor, al estar focalizada sobre el propio peatón. Con esto se consigue minimizar mucho el riesgo de deslumbramiento de los conductores y así minimizar el riesgo de atropello.

La instalación de estas nuevas farolas es una experiencia piloto que, desde las delegaciones de Urbanismo y Tráfico tienen la intención de instalar en otros pasos de peatones de la ciudad para evitar atropellos y garantizar la seguridad de los viandantes.

Se ha elegido instalarlo en estos pasos de peatones a la salida del Puente Lusitania por ser uno de los lugares de la ciudad donde más densidad de tráfico habitual y presencia peatonal se registra. «Está a prueba hasta valorar su rendimiento, una iniciativa ofrecida por una empresa, a coste cero para el Ayuntamiento y que ahorra electricidad, ya que solo se pone al máximo rendimiento cuando detecta la presencia de un peatón», señala Palma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos