La vaca gigante de Australia

Entre tanta res, destaca ella: Knickers. Incapaz de camuflarse con sus casi dos metros de altura. 194 centímetros y 1.400 kilos de peso. Medidas que sí le han valido para salvarse del matadero que no puede hacer  su trabajo con estas dimensiones. Así que Knickers pasará el resto de sus días en estos pastos del oeste australiano. Paseando su título de la vaca frisona más grande de Australia, aunque no del mundo. El récord mundial lo ostenta una vaca italiana de más de dos metros de altura.