May fulmina a su ministro de Defensa por revelar secretos

Gavin Williamson (i) y Theresa May. /Reuters
Gavin Williamson (i) y Theresa May. / Reuters

El misterioso ascenso de un político sin experiencia y propenso al absurdo desacredita también a la líder que lo promocionó

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres (Reino Unido)

El ministro británico de Defensa, Gavin Williamson, fue cesado este miércoles por Theresa May por revelar secretos de Estado a los medios de comunicación, tras una investigación del alto funcionariado sobre quién reveló a 'The Daily Telegraph' una supuesta decisión del Consejo Nacional de Seguridad de otorgar a la empresa china Huawei la construcción de infraestructura para la red 5G de telecomunicaciones.

El comunicado en el que se anunció su despido carece de precedentes recientes por su carácter sumario. «La primera ministra ha pedido esta tarde a Gavin Williamson que deje el Gobierno, tras perder la confianza en su capacidad para servir en el papel de ministro de Defensa y como miembro de su Gabinete», dice el primer párrafo.

La falta de disciplina del Gabinete en los últimos meses ha sido la peor en la historia británica, según afirmaba el responsable de disciplina del grupo parlamentario conservador, Julian Smith, en un documental de la BBC. Pero la filtración del contenido de debates y decisiones del Consejo Nacional de Seguridad (NCS) desbordó los límites.

El NCS se reúne semanalmente con presencia de ministros, de militares y directivos de los servicios de Inteligencia. Sus deliberaciones están sometidas a la Ley de Secretos Oficiales y la filtración de una decisión sobre Huawei, que ha despertado sospechas en otros países occidentales y que no era definitiva, se interpretó como una maniobra de algún ministro opuesto a ella.

La promoción de Williamson, de 42 años, a una de las grandes responsabilidades del Gobierno, en noviembre de 2017, causó rabia y asombro entre los diputados conservadores, por su falta de experiencia y por el rencor que causó como jefe de disciplina durante la gran polémica sobre conductas de acoso sexual de ministros y diputados.

En una reunión de su ministerio sobre las 'incursiones' de la Armada española y la Guardia Civil en aguas gibraltareñas, Williamson habría propuesto enviar un destructor de la Royal Navy a Ceuta y después disparar botes de pintura a los barcos españoles. En otro momento de tensiones exteriores, esta vez con Vladímir Putin, dijo que el dirigente ruso debía «marcharse y callarse».

Una mujer en el puesto

Percibido como hombre infantil y poco dotado para su posición, el exvendedor de chimeneas, hijo de padres laboristas, tenía su propio equipo de colaboradores para promoverse como futuro líder conservador, en el ambiente febril del 'brexit'. Ha dicho a la BBC que él no fue el autor de la filtración, tras ser cesado de un modo que ciega su carrera política.

La nueva ministra de Defensa, Penny Mordaunt, es la primera mujer que ocupa ese cargo en la historia británica y una partidaria firme de la marcha de la UE. Su antigua cartera, Ayuda Internacional del Desarrollo, será ocupada por Rory Stewart, exmilitar, que ha destacado por su defensa pública del Acuerdo de Retirada suscrito por May.

El 'brexit' se ha sumergido en la penumbra tras la prórroga del plazo para la aprobación del Acuerdo con la UE hasta octubre. Las conspiraciones para derribar a May persisten mientras prosigue una negociación con los laboristas que no produce por el momento resultado. El despido desabrido de quien fue su secretario no fortalece a May, que confirma a sus enemigos las deficiencias de sus juicios.