La CDU inicia el congreso para buscar la sucesión de Merkel

Cartel de una campaña de Angela Merkel. /Reuters
Cartel de una campaña de Angela Merkel. / Reuters

Los dos favoritos son la hasta ahora secretaria general del partido, Kramp-Karrenbauer, y Friedrich Merz, exlíder del grupo parlamentario

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal en Berlín (Alemania)

La sucesión de la canciller federal, Angela Merkel, como presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) ha entrado ya en su fase caliente. A un día de que los mil y un delegados de la formación conservadora elijan un nuevo líder en su congreso en Hamburgo, dos de los tres principales candidatos se perfilan como favoritos para una votación que se decidirá presumiblemente en la segunda vuelta. Se trata de la hasta ahora secretaria general del partido, Annegret Kramp-Karrenbauer, y el antiguo líder del grupo parlamentario en el Bundestag, Friedrich Merz, retirado de la vida política durante una década. El elenco lo completa el titular germano de Sanidad, Jens Spahn, con remotas posibilidades de éxito a juicio de los analistas.

El exministro alemán de Finanzas y actual presidente de la Cámara baja alemana, Wolfgang Schäuble, se pronunció hoy abiertamente por Merz, el mejor «para la integración de las distintas fuerzas hacia el centro y para estabilizar el sistema». Su opinión no coincide con la de Merkel, quien, pese a no haberse pronunciado en público, repalda a Annegret Kramp-Karrenbauer, AKK para sus compañeros de partido, que abandonó la jefatura del Estado federado del Sarre para convertirse en el pilar de la canciller en la formación conservadora y prepararse para su sucesión como presidenta de la CDU y en el liderazgo del Ejecutivo federal.

En todo caso, las bases prefieren a AKK como nueva jefa de los cristianodemócratas, según encuestas realizadas entre los afiliados, que consideran mayoritariamente a Merz un hombre que ha perdido la práctica del día a día y está falto de conocimientos profundos en muchos temas de candente actualidad política por sus largos años en la empresa privada. Sin embargo, no serán las bases quienes decidan quien mandará en la CDU después de Merkel, que lleva en el cargo desde el año 2000.

La responsabilidad cae en los 1001 delegados, todos ellos altos funcionarios del partido. Parlamentarios del Bundestag, diputados regionales, alcaldes y concejales, ministros de los gobiernos de los Estados federados y burócratas de las distintas circunscripciones de la CDU. Las que mandan en el congreso son las agrupaciones de los Länder y entre ellas la del Estado de Renania del Norte-Westfalia, el más populoso del país, es la más poderosa con 296 delegados, casi la tercera parte del total. Le siguen Baden-Württemberg y Baja Sajonia, con 154 y 137, respectivamente. Si se pusieran las tres de acuerdo, la decisión estaría tomada de antemano. Sin embargo, han evitado apostar por un candidato concreto.

Merz es claro favorito de la llamada asociación de empresarios de pymes de la CDU, la Mittelstandvereinigung (MIT) que suma 375 delegados en un congreso en el que sus miembros pueden formar parte de una o varias alas del conservadurismo germano. Ese es el motivo de que no pueda sentirse confiado. En el congreso figuran también 333 delegadas que son miembros de la Frauenunion, la sección femenina de la CDU, en su mayoría claramente a favor de Kramp-Karrenbauer, que suma además el apoyo de la CDA, la asociación de trabajadores cristianodemócratas, de la que es miembro y que cuenta con 250 representantes en la cita de Hamburgo.

Procedencia geográfica, casta laboral, pertenencia a un determinado grupo interno de la CDU y las preferencias personales serán determinantes en el voto de los delegados, pero sobre todo el discurso de los candidatos. El que mejor sepa ganarse a los correligionarios con ideas y propuestas para mantener al partido al frente del Gobierno se llevará el gato al agua el viernes. En cualquier caso, la votación es una novedad en una formación acostumbrada a confirmar la propuesta de un nuevo líder por su ejecutiva. Nunca hasta ahora sus delegados habían tenido que elegir entre varios candidatos.

 

Fotos

Vídeos