El negocio de la boda real británica: 564 millones de euros de rentabilidad

Emocionados los británicos con el compromiso de la última pareja real. Todavía faltan cuatro meses para el enlace pero ya suenan campanas de boda. Porque el típico regalo de un sobre con dinero no solo se lo van a llevar Harry y Meghan sino todos los británicos. El enlace aportará 564 millones de euros a la economía inglesa. Lo calculan los expertos. Gran parte de los ingresos, dicen, vendrán del turismo y de la venta de merchandising. En los escaparates ya se frotan las manos. Especialmente los de Windsor. La joven pareja real celebrará el banquete en el castillo de esta localidad al oeste de Londres. Aquí también están encantados los dueños de los hoteles. Saben que el día de la boda colgarán el cartel de lleno.