Nadie denunció el vídeo del ataque de Nueva Zelanda durante la transmisión en Facebook

Nadie denunció el vídeo del ataque de Nueva Zelanda durante la transmisión en Facebook

La red social explica que durante las siguientes 24 horas tuvo que retirar millón y medio de copias de la grabación. Solo 200 personas vieron en directo la matanza de Christchurch

ISAAC ASENJOMadrid

Las imágenes recorrieron el mundo en pocas horas y tuvo una característica sin precedentes hasta la fecha: fue retransmitido en directo a través de las redes sociales. Al más puro estilo de los videojuegos denominados 'shooters' como el mítico Call of Duty, los terroristas asesinaron a 49 personas en dos mezquitas de la tranquila ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda.

Chris Sonderby, vicepresidente de Integridad y miembro del Consejo General de Facebook, ha indicado a través de un comunicado en el blog de la red social, que durante los 17 minutos que duró la transmisión del ataque, el vídeo solo tuvo 200 visualizaciones y que ningún usuario denunció su contenido durante la visualización 'online', por lo que no pudieron actuar contra él, ya que desconocían su existencia.

La primera denuncia, según cuenta la red social, llegó 29 minutos después del inicio de la grabación y 12 después de su final. En total, antes de ser retirado, el vídeo tuvo 4.000 visualizaciones. En la siguientes 24 horas Facebook retiró millón y medio de copias del vídeo, de los que 1,2 millones fueron sacados de la plataforma antes de que el resto de usuarios pudiese verlos.

«Durante las primeras 24 horas, hemos eliminado 1,5 millones de vídeos del ataque a nivel internacional, de los cuales, 1,2 millones se bloquearon antes de llegar a ser publicados», ha dicho Facebook en un tuit.

La compañía reitera que cualquier vídeo modificado de los atentados también se ha eliminado, incluso si en ellos no se veían los momentos más violentos del suceso.

Youtube retira «decenas de miles» de vídeos

Youtube ha anunciado este martes que ha retirado «decenas de miles» de vídeos de su plataforma que mostraban el atentado terrorista. En un comunicado, la página de vídeos propiedad de Alphabet (matriz de Google) ha explicado que el volumen de grabaciones del ataque subidas a la red por usuarios a partir de la retransmisión original, que fue eliminada de inmediato, «no tiene precedentes tanto por su escala como por su rapidez».

La velocidad a la que los vídeos fueron colgados en Youtube en las horas posteriores al atentado llegó a alcanzar una nueva subida cada segundo, indicó la compañía, que aseguró que había eliminado aquellas cuentas que «promovían o glorificaban lo ocurrido».

Aunque el procedimiento habitual de la firma para determinar si un contenido debe ser eliminado al violar sus términos de uso incluye observadores humanos que revisan la preselección hecha por un sistema de inteligencia artificial, en este caso Youtube prescindió de ellos y automatizó el proceso para agilizarlo.

Más información