Miles de activistas ecologistas ocupan en Alemania una mina de lignito

Miles de activistas ecologistas ha irrumpido a toda velocidad en una mina a cielo abierto de lignitivo, en Garzweiler, al oeste de Alemania. Su intención: ocupar simbólicamente este gran pozo de carbón mineral para protestar contra las centrales eléctricas de este combustible, que son, aseguran, altamente dañinas para el planeta. Una acción coordinada por Greenpeace, el movimiento de los viernes para el futuro y otras organizaciones ecologistas, que ha desbordado, literalmente, a la Policía germana. Alemania se ha convertido estas semanas en el epicentro de las manifestaciones contra el cambio climático en Europa. El viernes, decenas de miles de jóvenes alemanes se manifestaron en varios puntos al oeste del país, en un nuevo viernes de protestas contra el cambio climático. La figura de la joven activista, Greta Thunberg, se ha convertido en un símbolo. El pasado año comenzó las protestas por su cuenta e inspira ya a miles de jóvenes europeos. La idea es común: el planeta grita ayuda y los políticos tienen actuar. -Redacción-