Gigantesco perrito caliente para intentar batir el récord Guinness

Un restaurante de perritos calientes de Coney Island (Nueva York) intentó batir el récord Guinness del 'perrito caliente más grande' cocinando uno de 29,9 kilogramos. Se necesitaron tres hombres para mover el gigantesco trozo de carne, hecho 100% de res, hasta la parrilla. Ahí, estuvo cocinándose durante dos horas antes de ponerlo en el pan y cubrirlo con mostaza y chucrut. Por el momento, no hay un récord mundial de Guinness para el 'perro caliente más grande', pero sí para 'el perrito caliente más largo' (203.8 metros) que se estableció en 2011 en Paraguay. En las próximas 12 semanas Guinness decidirá si lo incluye o no en el registro.