El paso del huracán Florence por Carolina del Norte deja ya cinco muertos

Cientos de personas se ponen a salvo en un refugio en Carolina del Norte./Reuters
Cientos de personas se ponen a salvo en un refugio en Carolina del Norte. / Reuters

Una mujer y su hijo fallecieron al caer un árbol sobre su casa, mientras que el padre fue trasladado a un hospital cercano

AGENCIASMiami

Al menos cinco personas han muerto este viernes a causa del huracán Florence, que ha tocado tierra durante la jornada en Carolina del Norte con vientos de hasta 150 kilómetros por hora.

Las autoridades han detallado que una mujer y su hijo han muerto a causa de la caída de un árbol sobre su casa en el condado de Nuevo Hanover, un suceso en el que ha resultado herido el esposo y padre de las víctimas.

El director del Departamento de Emergencias del condado de Pender, Tom Collins, precisó, por otro lado, que una mujer sufrió un ataque al corazón, y que el equipo médico no pudo llegar a tiempo hasta donde ella se encontraba debido a los árboles caídos que encontraron en el camino. Collins indicó que la ambulancia contaba con la ayuda de un vehículo para retirar los árboles, pero que la rama de uno atravesó su parabrisas y no pudo continuar con su labor.

La cuarta víctima mortal es un anciano de 78 años que falleció cuando intentaba conectar un enchufe a un generador eléctrico en el condado de Leonoir, informó la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en un comunicado. Los medios locales informan además de que en el mismo condado esta mañana apareció muerto un hombre de 77 años junto a su vivienda en Kinston.

La Casa Blanca ha confirmado este mismo viernes que el presidente, Donald Trump, visitará la semana que viene las zonas afectadas, una vez se determine que su viaje no alterará las operaciones de rescate, tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Continúa perdiendo fuerza

El huracán de categoría 1 Florence, que tocó ayer tierra en Carolina del Norte (costa sureste de EE UU), continúa perdiendo fuerza, pero avanza lentamente dejando «catastrófica inundaciones de agua dulce» en partes de las Carolinas. El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó en su boletín de las 11.00 hora local (15.00 GMT) que Florence se ha debilitado y presenta vientos máximos sostenidos de 80 millas por hora (130 km/h), con un lento desplazamiento hacia el oeste-suroeste a 3 millas por hora (6 km/h). Se ubicaba a esa hora a 20 millas (30 kilómetros) al suroeste de la localidad de Wilmington (Carolina del Norte) y a 55 millas (90 kilómetros) al este-noreste de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

Los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE UU indican que el ojo del huracán Florence «ha estado bamboleándose (en su avance) hacia el suroeste, cerca de la costa sureste de Carolina del Norte».

Florence tocó tierra acompañado de intensas lluvias, inundaciones y marejada ciclónica y los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas por el agua. De hecho, los meteorólogos del NHC subrayaron en el boletín que las intensas precipitaciones «producirán catastróficas inundaciones repentinas y desbordamiento del agua de los ríos».

Florence tocó tierra a las 07.15 hora local (11.15 GMT) en Wrightsville Beach (Carolina del Norte) y, pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser hace dos días de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada. La situación podría agravarse hacia el mediodía (16.00 GMT) de hoy, cuando la marea alcance la pleamar y se sume a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que Florence genera en la costa sureste del país.

Trayectoria del huracán 'Florence' durante los próximos cinco días.
Trayectoria del huracán 'Florence' durante los próximos cinco días. / Efe

Florence, cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros en torno a su ojo, se irá debilitando según vaya adentrándose en el país y para mañana sábado se espera que ya sea una tormenta tropical, y el domingo depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches. Los avisos de huracán han cambiado a alerta de tormenta tropical desde Duck (Carolina del Norte) hacia el sur hasta la ensenada de Bogue, incluido Albermarle Sound. Continúa un aviso de huracán de South Santee River (Carolina del Sur) a la ensenada de Bogue (Carolina del Norte) y una vigilancia de huracán de Edisto Beach (Carolina del Sur) a South Santee River.

Según un probable patrón de trayectoria, el centro de Florence se moverá tierra adentro hoy y mañana sábado por el extremo sur de Carolina del Norte y el extremo este de Carolina del Sur. Se espera que Florence experimente hoy un «gradual debilitamiento» y mucho más «significativo» el fin de semana y principios de la que viene.

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa «se inunden por un aumento del nivel» del mar, que podría alcanzar entre 7 y 11 pies (2,7 y 3,35 metros de altura) desde Cabo Fear (Carolina del Norte) a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico, Pungo, resaltaron los meteorólogos. Se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 20 y 35 pulgadas (63 y 88 centímetros) en la costa sureste de Carolina del Norte y noreste de Carolina del Sur.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos