Nueva York podría pagar 19,4 millones por la condena errónea de cinco jóvenes por violación

Vista de Central Park. /
Vista de Central Park.

Uno de ellos aún permanecía en la cárcel cuando un violador en serie confesó haber golpeado y violado a una joven en Central Park en 1989

EUROPA PRESSnueva york

La ciudad de Nueva York podría pagar gasta 40 millones de dólares (19,4 millones de euros) para compensar a cinco hombres que fueron encarcelados erróneamente al ser considerados culpables de golpear y violar a una joven en Central Park en 1989, en un juicio que ha sido criticado por tener connotaciones racistas.

El suceso conmocionó a la población neoyorquina y la polarizó respecto a sus opiniones raciales, al ser condenados cinco adolescentes negros e hispanos que fueron conocidos como los 'Cinco de Central Park' y que han permanecido en prisión durante años. Uno de ellos, Kharey Wise, ha estado trece años en la cárcel, mientras que los otros cuatro han estado siete años en prisión por un crimen que no cometieron, ya que fueron obligados a declararse culpables en 1990, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

El pago por parte de la ciudad de Nueva York -a la que los acusados han demandado- de hasta 40 millones de dólares formaría parte del acuerdo alcanzado con los demandantes y respondería al pago de un millón de dólares (unos 735.000 euros) por cada año permanecido en prisión. Esta propuesta de acuerdo todavía debe ser aprobada por el interventor de la ciudad y posteriormente presentada ante la jueza Debora Batts, del tribunal de Manhattan, que fue donde los cinco hombres presentaron la demanda.

El suceso

El 19 de abril de 1989 una mujer de 28 años que corría por Central Park fue violada, golpeada con brutalidad y abandonada al ser dada por muerta. Cuando despertó, la joven no recordaba quién le había atacado.

Esa misma noche, un grupo de jóvenes negros y latinoamericanos había estado en el parque tirando piedras a coches y asaltando a la gente, en una práctica que los medios y las autoridades denominaban 'wilding'. Una investigación llevó al arresto de cinco adolescentes, que fueron acusados de recorrer Central Park como una especie de "manada de lobos" en busca de víctimas inocentes. Todos ellos fueron acusados y considerados culpables-

La víctima, Trisha Meili, mantuvo su identidad oculta durante catorce años, hasta que publicó un libro en el que detallaba su historia y se quejaba de no poder saber qué le había sucedido. "Supongo que hay muchas teorías pero yo no lo sé y es demasiado complicado para mí entenderlo", afirmó en relación a las confesiones falsas de los acusados.

Pruebas de ADN

Tres de los cinco acusados habían finalizado sus condenas a prisión, uno de ellos se encontraba en libertad condicional y el quinto permanecía en la cárcel cuando un violador en serie confesó en 2001 haber realizado el crimen y aseguró que lo había realizado él solo.

Pruebas de ADN confirmaron más tarde que Matias Reyes había violado a la joven y que el pelo utilizado como prueba en el juicio de los cinco condenados no coincidía con la víctima.