La creatividad transforma un suburbio de Johannesburgo en un referente del arte urbano

Grafitis como este están convirtiendo a Westdene, uno de los suburbios más pobres de Johannesburgo, en Sudáfrica, en un pequeño paraíso para los amantes del arte urbano. Artistas de todo el mundo pelean cada centímetro de pared para poder plasmar sus obras. Clint confía ciegamente en el proyecto. "Estos no son grafitis vandálicos, sino una forma de expresión del arte", explica. Con cada creación, el barrio recupera el color. "El objetivo es empoderar a la comunidad", asegura Senzo. Hasta los vecinos donan a los artistas los muros de sus viviendas para que estos den rienda suelta a su imaginación. Una iniciativa que ha transformado la calle en un museo, la piedra en un lienzo y el barrio en un lugar nuevo para observar con ilusión.-Redacción-