Corea del Norte califica de «criminal» al diplomático en Londres que desertó

Las televisiones coreanas hablan del desertor Thae Yong-ho./
Las televisiones coreanas hablan del desertor Thae Yong-ho.

Thae Yong-ho, número dos de la delegación de Corea del Norte en la capital británica, huyó con su familia al país asiático por discrepancias con el régimen de Kim Jong-un

EFEseúl

Corea del Norte ha calificado este sábado de "criminal" al diplomático en Londres que huyó a Corea del Sur en una de las deserciones de más alto nivel en los últimos años, y ha acusado a Seúl de atraerlo para desertar, según publica la agencia norcoreana KCNA.

más información

El Gobierno de Corea del Sur anunció el miércoles la llegada de Thae Yong-ho, quien era el número dos de la legación de Corea del Norte en la capital británica, y su familia al país asiático.

El Norte acusó al Sur de convencer a Thae para que desertara a través de actividades estratégicas de propaganda y para enfrentar a las dos Coreas, según el despacho del medio estatal norcoreano recogido por la agencia surcoreana Yonhap.

La KCNA también dijo que Thae es un fugitivo que malversó fondos y vendió secretos de Estado, y afirmó que el diplomático estuvo bajo investigación en junio por supuestos abusos a menores.

El Ministerio de Unificación surcoreano reveló el jueves que Thae "explicó que se sentía disgustado con el régimen de Kim Jong-un" cuando fue interrogado sobre las razones de su escapada.

Aumento de las deserciones

El diplomático de 55 años, cuya función era promover la imagen de Corea del Norte en Reino Unido, también adujo como motivos "el futuro de sus descendientes", según una portavoz del ministerio.

Expertos han destacado que, debido a la represión del joven dictador y las sanciones internacionales, recientemente han aumentado las deserciones de ciudadanos de estatus medio y alto en la sociedad norcoreana, muchos de los cuales buscan refugio en países europeos o en Estados Unidos.

Aun así, la mayoría de los desertores siguen siendo gente con bajos recursos que pasa dificultades y buscan una vida mejor en la vecina Corea del Sur, donde conocen el idioma y reciben ayuda del Gobierno.