Argentina elige a Macri y acaba con 12 años de kirchnerismo

Mauricio Macri./
Mauricio Macri.

El político conservador obtiene el 51,4% de votos, frente al 48,5% al candidato presidencial Daniel Scioli

COLPISA / AFPbuenos aires

El conservador Mauricio Macri se ha consagrado como nuevo presidente de Argentina al derrotar en una inédita segunda vuelta al oficialista Daniel Scioli y pondrá fin, a partir del próximo 10 de diciembre, a un ciclo de doce años y medio de kirchnerismo en el poder.

"Hoy es un día histórico, es un cambio de época que va a ser maravilloso", dijo Macri al celebrar su triunfo ante miles de adherentes políticos reunidos en un centro de convenciones de Buenos Aires, la ciudad que gobierna desde hace ocho años.

Con el 99% de las mesas contabilizadas, Macri, líder del frente electoral Cambiemos, obtenía el 51,4% de los votos por el 48,5% de su rival, quien reconoció su derrota y llamó al electo mandatario para felicitarlo.

Quien dentro de tres semanas tomará las riendas del país por los próximos cuatro años afirmó que el cambio que tiene por delante Argentina "no puede detenerse por revanchas" y convocó a la participación de "todos", incluso a quienes no le votaron, para "encontrar el camino del desarrollo".

Macri, ingeniero de 56 años, fue elegido para un mandato de cuatro años y en los primeros dos estará forzado a establecer alianzas en el Congreso, donde el kirchnerismo tiene mayoría absoluta en el Senado y es la primera fuerza en diputados.

El macrismo ha prometido liberar el mercado de cambios, impulsar la iniciativa privada como motor, reordenar el Estado, reanudar vínculos dañados con las grandes potencias desarrolladas y arreglar una deuda en litigio judicial con fondos especulativos en Nueva York.

También anticipó que pedirá aplicar la cláusula democrática y suspender a Venezuela del Mercosur por tener presos políticos afirmó, entre ellos a Leopoldo López, cuya esposa Lilian Tintori, celebró el triunfo con Macri. En la sede de campaña de Macri el clima fue de fiesta y euforia por el triunfo de su alianza Cambiemos, forjada junto con los radicales de la UCR (socialdemócratas). "Esto es historia", dijo Marcos Peña, jefe de campaña de Macri e ideólogo del Pro (Propuesta Republicana, derecha) el partido del nuevo mandatario.

El presidente electo sucederá a Cristina Kirchner, en el mando desde 2007, y viuda del fallecido presidente Néstor Kirchner (2003-2007). Fueron 12 años de kirchnerismo en el poder. La participación fue de 78% de los más de 32 millones de electores registrados en este balotaje, el primero en la historia argentina. Macri asumirá el 10 de diciembre. En la primera vuelta, el 25 de octubre, Scioli obtuvo 37,0% de los votos frente a Macri (34,1%).

Festejos

Los festejos se extendieron al tradicional Obelisco de la capital, donde cientos de seguidores del nuevo presidente celebraban descorchando botellas de champaña. Macri capitalizó el voto de rechazo al kirchnerismo y su fuerza electoral descansa en las grandes ciudades del centro del país. "Yo lo voté a Macri para que cambie algo en el país. A mí me tocó de muy cerca la inseguridad. Lo mataron a mi hermano, en la calle, por nada. Esperemos que eso cambie", dijo Angeles Rodríguez, una empleada de 24 años.

Es la primera vez que un líder de la derecha liberal llega al poder por las urnas en elecciones libres, sin una dictadura que lo sostenga, ni fraudes o candidatos proscriptos. En su vida democrática en Argentina sólo se han alternado en el poder al Partido Justicialista (PJ, peronista) o a la UCR.

Scioli (58 años) es un excampeón mundial de motonáutica e hijo de un comerciante que urdió una alianza táctica con Kirchner, pero sin su estilo de confrontación. "Nunca hubo 12 años con la estabilidad económica y social que ofrecieron estos gobiernos", se defendió Kirchner tras votar en Río Gallegos, 2.500 km al sur de Buenos Aires, en la provincia de Santa Cruz (Patagonia).

Pero el Gobierno saliente deja una economía con señales de débil crecimiento, de 2,2% en el primer semestre, una inflación superior al 20% y menguadas reservas en el Banco Central. El consumo se sostiene con programas de incentivos y ajustes de salarios en negociaciones libres sindicatos-empresas. Los Kirchner reestatizaron empresas de servicios y nacionalizaron la del petróleo. Arreglaron el 93% de la deuda en 'default' desde 2001. Pero el 7% de acreedores, los fondos especulativos (buitres), le plantean un duro litigio en Nueva York. En 12 años se crearon cinco millones de empleos, se impulsó la ciencia y la tecnología y millones de personas gozan de subsidios y jubilaciones especiales.