Ronaldo, del alivio a la prórroga

Cristiano Ronaldo y Katheryn Mayorga, juntos en Las Vegas. /  AP
Cristiano Ronaldo y Katheryn Mayorga, juntos en Las Vegas. / AP

La mujer que denunció al futbolista portugués por haberla violado en 2009 retira la demanda en Las Vegas... pero la pone en una corte federal

JAVIER GUILLENEA

El fubolista Cristiano Ronaldo vivió ayer una de esas jornadas que empiezan con un gol a favor por toda la escuadra y terminan con un contrataque del equipo rival en el descuento que pone el encuentro patas arriba. Sobre el delantero portugués pendía desde hace varios meses una denuncia por violación presentada en un juzgado de Las Vegas por la estadounidense Katheryn Mayorga, que acusaba a CR7 de haberla sodomizado en la habitación de un hotel de la ciudad de los casinos.

Según su versión, en 2009 conoció en Las Vegas a Ronaldo, que la invitó a una fiesta en su habitación, donde la violó. La mujer, que entonces tenía 24 años, acudió después a la Policía, aunque no llegó a presentar denuncia. Al parecer, habría llegado a un acuerdo con el jugador para no hablar de lo sucedido a cambio de 323.000 euros. Fue años más tarde, en pleno auge del #MeToo, cuando Katheryn Mayorga decidió denunciar al futbolista. Esta versión fue desmentida categóricamente por Ronaldo, que insistió en que todo era falso. «Me niego a alimentar el espectáculo mediático creado por personas que buscan promoverse a sí mismas a mis expensas», escribió en las redes sociales.

La denuncia, pese a sus protestas de inocencia, había seguido adelante hasta el punto de que, el pasado mes de enero, la Policía de Las Vegas solicitó a las autoridades italianas una muestra de ADN de Cristiano Ronaldo y la Juventus anunció en marzo que este año llevaría a cabo su gira veraniega por Asia y no por Estados Unidos, como en la última temporada, por miedo a que detuvieran a su estrella nada más pisar suelo americano. Por si fuera poco, varias de las firmas que esponsorizaban al jugador habían comenzado a mirarlo de reojo por la repercusión de un posible escándalo en sus marcas.

Ayer todo pareció solucionarse de repente, cuando la agencia Bloomberg informó de que Mayorga había retirado la demanda. Pero el alivio del jugador luso duró poco. Horas después, la abogada de Kathryn Mayorga anunció que los cargos por violación se mantienen, aunque en distinta instancia. «La acusación no ha sido retirada», puntualizó la letrada Larissa Drohobyczer. «La denuncia se retiró (de una corte estatal de Nevada) porque presentamos idénticos cargos ante una corte federal. Básicamente, cambiamos la jurisdicción». Lo dicho, habrá prórroga.