Ainhoa Arteta, tercer acto

La artista vistió un corte sirena con mangas aladas de tul, de la también guipuzcoana Isabel Zapardiez. Abajo, el novio. :: jesús briones

Tras dos divorcios, la soprano da el 'sí' al militar Matías Urrea en Cádiz, ante la duquesa de Montoro, Carmen Lomana o Susana Díaz

I. OCHOA DE OLANO

La donna, no hay duda, è mobile. Cuando se trata de dar el do de pecho sobre los escenarios y, también, cuando se trata de festejar el amor. Divorciada dos veces, la cantante lírica de Tolosa ha iniciado el tercer acto de su particular ópera personal tras contraer matrimonio con el capitán de corbeta murciano Matías Urrea, con el que mantiene una relación desde hace tres años. Lo hicieron en un enlace civil oficiado a última hora de la tarde del domingo, en plena resaca del cacareado y televisado enlace de Belén Esteban y su Míguel, con acento en la i. El lugar escogido por la soprano y el militar para prometerse fidelidad eterna fue el Castillo de San Marcos en el Puerto de Santa María, Cádiz.

Muy a tono con el regio escenario nupcial, una fortaleza del siglo XII, la novia llegó a bordo de un coche de caballos sola y enfundada en un favorecedor vestido de color champán, de corte sirena, confeccionado en tela adamascada y rematado con unas amplias mangas en tul que le conferían un efecto de falsa capa. Arteta encargó el diseño a otra guipuzcoana, la donostiarra Isabel Zapardiez, quien también firmó el delicado modelo, en tono muy apagado, que lució Sarah, la hija que tuvo hace dieciocho años con su primer marido, el barítono estadounidense Dwayne Croft, y que el domingo hizo las veces de dama ayudando a su madre a colocarse el vestido. La artista completó su estilismo con un sencillo moño bajo, unos zapatos 'peep toe', unos pendientes de brillantes hechos por Irama Pradera y una sortija que perteneció a su madre, Esther Ibarrolaburu Zurutuza, fallecida en 2007.

El novio, por su parte, lució el uniforme de oficial de la Armada. Divorciado y padre de un hijo de nueve años -la misma edad de Iker, fruto de la relación de Arteta con el jinete Jesús Garmendia- es capitán de corbeta y en la actualidad está destinado en Madrid, donde trabaja como director de Comunicación en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

La fiesta, de víspera

La pareja congregó a cerca de trescientos invitados, entre los que se encontraban Eugenia Martínez de Irujo, Carmen Lomana, Fiona Ferrer, Javier Fal Conde, Antonia San Juan o la expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. De víspera, el sábado por la noche, mientras acontencía la boda circense de la colaboradora de Tele 5, los novios citaban en las bodegas Lustau, en Jerez de la Frontera, a sus familiares y amigos a una gran fiesta prenupcial. Allí coincidieron Ana Rosa Quintana y Boris Izaguirre. La cantante vasca escogió para esa noche tan especial un vestido de alta costura con plumas, obra también de Zapardiez.

Del cocktail en el patio exterior de las instalaciones se ocupó el reputado chef local Dani García y sus tres estrellas Michelin: verduras y lubina en adobo, salmorejo, gazpacho verde y jengibre, tostada de cangrejo, ceviche de corvina, tataki de atún de almadraba y pluma de cerdo ibérico. También hubo cortador de jamón, así como dos barras con cócteles. La fiesta estuvo animada por un flamenco y la música disco del DJ Jaimote.