Adele recupera el amor medio año después con el rapero Skepta

Adele, cantante. /
Adele, cantante.

JUNTOS.

Adele había pedido en abril una tregua de «privacidad» a los medios británicos. La cantante londinense, férrea defensora de su vida privada, quería rehacer su vida sin hacer ruido. Pero fue 'The Sun' quien rompió ayer el pacto al publicar el romance que asegura mantiene con el rapero Skepta. Según el tabloide, han comenzado una relación amorosa. La diva londinense del pop se había separado de su marido, el filántropo y exbroker Simon Konecki, tras siete años de relación y un hijo en común, y necesitaba tranquilidad. No la ha conseguido.

Adele tiene 31 años y su nueva pareja, cuyo nombre real es Joseph Junior Adenuga Junior, seis más. Los dos son oriundos de Tottenham y les unía la amistad desde hace varios años. El perfil de Instagram de la cantante ya recogía en 2016 mensajes intercambiados con el que, según el citado tabloide, es ahora su novio. Incluso 'The Sun' cita cuál fue su último encuentro, al menos público. Ambos estuvieron juntos hace dos semanas en un local londinense para festejar el cumpleaños del rapero, que prefiere que le etiqueten como «activista». El periódico británico incluso ha contactado con el entorno de ambos artistas, que no han negado la relación: «Adele y Skepta han estado muy cerca uno del otro después de que ambos rompieran sus relaciones. Tienen un vínculo muy cercano, definitivamente hay entre ellos una conexión muy especial».

La noticia ha roto los planes de la nueva pareja, muy celosos de su intimidad porque ambos tienen hijos de relaciones anteriores. Adele es madre de James, de solo seis años. Por su parte, Skepta fue padre en noviembre del año pasado de la pequeña River. También se le relacionó con la modelo Naomi Campbell, pero todo se pudo torcer cuando la modelo se enteró de que Skepta iba tener una hija con otra.