La pareja de moda

James Costos y Michael Smith llevan juntos más de 15 años. :: GTRESONLINE/
James Costos y Michael Smith llevan juntos más de 15 años. :: GTRESONLINE

A James Costos y a su novio, Michael Smith, se los rifan en los saraos. Pero ahorael embajador de Estados Unidos se ha colado a su pesar en los titulares por un 'desliz' sobre Cataluña

ESTER REQUENA

James Costos se estrenó el año pasado como embajador de Estados Unidos en España con el escándalo del espionaje masivo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Capeó como pudo el temporal y desde entonces Costos y su inseparable pareja, Michael Smith, solo han salido en los papeles en calidad de 'celebrities'. La pareja se ha convertido en imprescindible en cualquier fiesta de alto copete.

Muy a su pesar, esta semana Costos ha saltado a los titulares de las páginas de Política. El que fuera vicepresidente de la cadena de televisión americana HBO y estrecho colaborador y recaudador de la campaña de Obama se ha metido en el 'charco' de la independencia catalana. En un foro empresarial aseguró que los empresarios de su país «siguen con mucho interés» los acontecimientos. «Mi posición es que las cosas cambian y, cuando eso sucede, cualquier líder empresarial debe pensar en el futuro. Si las cosas cambian, las empresas tendrán que adaptarse». Muchos interpretaron con esto que su país daría por buena la posible escisión. Así que enseguida matizó sus declaraciones en Twitter: «Lamento que se malinterpreten mis palabras sobre la política habitual de EE UU hacia Cataluña. Es un asunto interno de España».

Con este 'desliz', el diplomático gay añade un borrón a su inmaculado y exitoso currículo, teñido de rosa por el 'cuore'. Ahí sí que se mueve como pez en el agua... y anoche lo dejó patente. Reunió a más de 3.000 personas de distintos ámbitos en un cóctel en el madrileño Centro Cultural Conde Duque para celebrar el 4 de julio, día de la independencia norteamericana. Y probablemente no faltaron dardos a sus palabras sobre Cataluña durante la velada. Claro que el 'savoir-faire' de este licenciado en Ciencias Políticas -no ejerció hasta que Obama le encomendó su trabajo en España- seguro que le permitió salir indemne del brete.

Conociendo su buen dominio de los medios, todo se olvidará en cuanto vuelva a posar con alguno de sus amigos de relumbrón o dé un golpe de efecto similar a cuando anunció que la serie 'Juego de Tronos' tenía todas las papeletas para rodarse en Andalucía. Costos tenía información privilegiada, y se especula con que fue él quien recomendó las localizaciones de nuestro país a su antigua empresa. De hecho, el embajador y su novio estuvieron la pasada Semana Santa en Sevilla, donde pudieron disfrutar de los escenarios de los Reales Alcázares, que acogerán el rodaje de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin.

Costos no duda en publicitar España como destino de vacaciones ideal para el colectivo homosexual, y habla por propia experiencia, que se plantó en la inauguración de la Convención Mundial del Turismo Gay en Madrid. El 17 de mayo, día mundial contra la homofobia, izó la bandera arco iris en su residencia, esa que su novio redecoró nada más poner un pie en el 'búnker' que ocupa la embajada en la exclusiva y madrileña calle Serrano. Porque si conocido es Costos, su pareja no se queda atrás. Michael Smith, el decorador de la 'jet set' americana, como lo conocen, ha trabajado para Steven Spielberg, Rupert Murdoch o Bruce Springsteen. Y llevó su toque personal hasta la mismísima Casa Blanca, despacho oval incluido, por encargo de Michelle Obama. Dicen que no tiene hueco en la agenda los próximos dos años y vive a caballo entre Madrid y sus estudios de Londres y Los Ángeles.

Cumpleaños 'gitano'

Pero Smith sí sacó tiempo para celebrar a finales de mayo su 50 cumpleaños junto a su novio, con el que ya lleva más de 15 años de relación. Fue una celebración al más puro estilo 'gitano'. Tres días de fiesta y cientos de invitados: la condesa de Romanones, Alfonso Díez -sin su inseparable Cayetana de Alba-, la cantante Vanessa Williams... Empezó soplando las velas en la embajada con los más íntimos, el cumpleaños siguió en la castiza Taberna Carmencita, cena de gala en el hotel Ritz y un 'brunch' al día siguiente en el Club Puerta de Hierro.

«Queremos abrir la embajada igual que la Casa Blanca se abrió con Obama», anunció Costos en la declaración de intenciones que colgó en YouTube para presentarse cuando llegó a nuestro país. Habló incluso de sus perros, los pizpiretos 'Jasper' y 'Greco' -bautizados así por el cuarto centenario de El Greco además de por los orígenes helenos del embajador-, que han correteado entre las piernas de Miguel Bosé, Tita Cervera o el ya exjefe de la Casa Real Rafael Spottorno.

La pareja le ha dado un aire nuevo a la embajada. Y no solo por haberla redecorado con cuadros que la elevan casi a galería de arte. Allí el trasiego es continuo y cada vez que alguno de sus amigos de renombre hace escala en Madrid le 'obligan' a dar alguna conferencia o celebrar encuentros con empresarios, seguidores... Un círculo en el que, se rumorea, se encuentran hasta los Reyes, que en uno de sus viajes a Estados Unidos -cuando aún eran Príncipes de Asturias- se habrían quedado en la casa de Costos y Smith, en la exclusiva zona de Holmby Hills en Los Ángeles.

James Costos. Licenciado en Ciencias Políticas, era vicepresidente del canal americano HBO ('Juego de tronos', 'Los Soprano', 'The wire') antes de convertirse en embajador. Barack Obama lo nombró para el puesto por su apoyo a su campaña, además de, según dicen, contentar al lobby homosexual.