La vuelta al cole puede rondar los 250 euros para los niños de Primaria

Lotes de libros preparados para el comienzo del curso en la librería Colón de Badajoz./Pakopí
Lotes de libros preparados para el comienzo del curso en la librería Colón de Badajoz. / Pakopí

Quedan días para 'la vuelta al cole' y se va notando el aumento de compradores en las librerías

THAMIRIS MITTER

«Lo más alarmante son los precios de los libros de Educación Infantil. Los niños no saben ni siquiera leer, pero tienen mucho material», afirma José María Casado, propietario de la librería Universitas de Badajoz.

Los padres de alumnos de Educación Infantil pagan todos los años mucho dinero por libros escolares que no podrán ser reutilizados por otros niños, incide Casado.

El precio del lote de ejemplares para niños de tres a cinco años ronda los 130 euros. A medida que crecen se incrementa el precio. El material de un niño de Primaria puede rondar los 250 euros. Quedan días para 'la vuelta al cole' y se va notando el aumento de compradores en las librerías de la ciudad. Muchos padres llevan desde principios de verano buscando la mejor oferta para comprar los materiales escolares.

A pesar de no disponer de una gran cantidad de contenidos y asignaturas, los centros exigen para los pequeños de Educación Infantil una serie de libros cuyas actividades solo pueden hacerse una vez. Por lo tanto, no sirven para formar parte de los bancos que gestionan los colegios. Casado cuenta que en su negocio los libros más vendidos son de Infantil y los dos primeros cursos de Primaria. «A partir de tercero los libros son reutilizables, por lo que los padres en muchas ocasiones no tienen que comprarlos», concluye.

El precio de los libros de cada curso depende del centro y de la cantidad de materiales que exigen.

El presidente de la Federación Regional Extremeña de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Freampa) aclara que desde la asociación «se pide al profesorado de Infantil y Primaria que empiecen a utilizar otro tipo de recursos que se puedan reutilizar». De esta forma, además, «seremos ciudadanos más comprometidos con el medio ambiente».

En una de las esquinas de la librería Colón, en la avenida Santa Marina, es imposible transitar estos días sin tropezar en las decenas de bolsas con libros que se encuentran en el suelo.

El negocio, cuyo propietario es José Luis Marín, lleva más de 38 años vendiendo material escolar. A pesar de la competencia con las demás tiendas de la ciudad e internet afirma que «a día de hoy no se ha visto afectado».

Sí ha notado que «la gente cada vez se va adelantando más a la hora de adquirir los libros».

Noticias relacionadas