200 voluntarios se unen en una red para atender a personas con enfermedad mental

El convenio de la Junta y la Plataforma del Voluntariado de Extremadura se ha firmado este jueves en Mérida:: HOY/
El convenio de la Junta y la Plataforma del Voluntariado de Extremadura se ha firmado este jueves en Mérida:: HOY

Nace gracias al convenio firmado por el SES y el Sepad con una quincena de entidades y con la Plataforma del Voluntariado de Extremadura

E.P.

Un total de 202 voluntarios, pertenecientes a una quincena de entidades sin ánimo de lucro, van a formar parte de la Red de Voluntariado en Salud Mental de Extremadura, que realizarán acciones de atención y acompañamiento a personas con enfermedad mental y a sus familiares de toda la comunidad autónoma.

Una red que se va a tejer gracias al convenio suscrito este jueves en Mérida entre representantes del Servicio Extremeño de Salud (SES) y del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) con una quincena de entidades y con la Plataforma del Voluntariado de Extremadura, que actuará como «nexo» entre las partes.

Un acuerdo que tiene una vigencia de tres años más un cuarto prorrogable, y que no cuenta con dotación económica específica, más allá de los conciertos establecidos entre la administración y cada una de las asociaciones para otro tipo de servicios, según ha explicado el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

Esta labor altruista ya se venía realizando, pero con un carácter eminentemente local o comarcal, ha señalado Vergeles, como demuestran los datos recabados por el Observatorio Extremeño del Voluntariado, puesto en marcha en la presente legislatura, según el cual el 77 por ciento de la actuación del voluntariado suele ser comarcal o local.

Además, el 92 por ciento de las entidades «ya se habían buscado la vida para coordinarse y pertenecían a entidades o federaciones»; y el 31 por ciento de la acción del voluntariado se realiza en programas de inserción social.

Las mujeres son mayoría

El consejero ha comentado que la mayor parte de los voluntarios de enfermos mentales de la región son mujeres, que suponen 157 de las 202 personas que atienden altruistamente a personas con enfermedad mental en la comunidad, y que su edad se sitúa principalmente entre los 31 y los 65 años, prestando además esta acción de forma «estable» durante muchos años.

Con respecto a la actividades que realizan, se dedican en un 77 por ciento a fomentar un ocio y un tiempo libre saludable para las personas que tienen un problema de salud mental; en un 54 por ciento a actividades de sensibilización sobre dicho problema; y en un 38 por ciento a acompañamiento domiciliario.